Buscar en esta cueva

martes, enero 17, 2012

Cansado pero aquí estoy :)

Imagen de Internet
Terminaron mis vacaciones, fueron tres semanas intensas y agotadoras, las primeras dos fueron demasiado saludables para mi gusto jeje... mi esposa, obsesionada con su inexistente sobrepeso, decidió aprovechar el tiempo libre para ir diariamente al gimnasio, y como yo no quise quedarme atrás (engordando), también me ejercité un poco.

Pero fueron dos semanas divertidas, pues mientras uno entraba al gimnasio el otro se quedaba con el bebé jugando en algún parque.

La última semana, como ya les adelanté, nos fuimos de viaje, fue el primer viaje largo de mi hijo: diez horas de viaje por tierra - por aire hubiera sido diez veces menos tiempo pero costaba diez veces más - fue muy complicado mantenerlo distraído por tanto tiempo, tuvimos que rellenarlo de comida mientras exprimíamos al máximo nuestra creatividad tratando de hacerlo reír... es interesante como uno pierde la vergüenza cuando es padre, puedes hacer las payasadas más ridículas descaradamente... jamás pensé que fuera capaz de hacerlo, es bueno saber que si :)

El viaje estuvo grandioso, tuvimos algunos percances si, como por ejemplo la perdida del autobús de ida, al cual tratamos de alcanzar en el automóvil de mi suegro, pero no lo logramos... los pasajes no eran reembolsables, y perdimos un día de viaje... pero en general el viaje fue toda una aventura, viajamos a una ciudad tropical llamada Santa Cruz, el calor era sofocante pero lo solucionamos pasando casi todo el tiempo bajo el agua... en piscinas y parques de diversiones acuáticos. Mi hijo la pasó fenomenal, parecía un anfibio, paso tanto tiempo en el agua que tuve miedo que le salieran membranas entre sus dedos.

También hubo tiempo para visitar a una tía, la hermana de mi padre... durante mi infancia ella vivió en mi ciudad y fue casi como una niñera para mi, verla me hizo recordar muchas cosas tristes, pero preferí ignorarlas burlándome de la "pinta" de mi padre en las fotografías de su juventud, cabello largo, pantalones anchos, chamarra de cuero... como cambia la gente, será que yo también llegaré a transformarme en un aburrido señor, espero que no jajaja.

El viaje de retorno fue más fácil puesto que mi hijo-sapo estaba demasiado cansado por tantas emociones, durmió durante todo el trayecto.

Y así pasaron mis vacaciones en un abrir y cerrar de ojos... volver al trabajo fue muy doloroso, sintiéndome más cansado que nunca... y lo peor es que me informaron que tendremos tres meses muy apretados, de lo cual no hay duda pues ya va una semana que estoy trabajando y no tuve tiempo para escribir ni visitarlos, pero voy a organizarme mejor para poder hacerlo desde casa, no pienso dejarme consumir por el trabajo... los extraño mucho queridos amigos.

Mi cueva está oficialmente abierta, pero quizás esté menos activa por un tiempo.

Les mando un aullido estremecedor como saludo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...