Buscar en esta cueva

viernes, septiembre 16, 2011

Un cuento?

Foto de Internet
Al rededor de la cuatro de la madrugada una pareja se despierta sobresaltada, la futura madre tiene rota la fuente, llegó la hora esperada, ambos están nerviosos porque es su primer hijo.

El padre sale a buscar un taxi pero no tiene suerte, regresa desesperado, de pronto sus ojos se topan con el auto averiado del dueño de casa, ha estado tanto tiempo descompuesto que parece un adorno del jardín, está casi destartalado, pero su mente no puede pensar en otra alternativa, corre a tocar la puerta del casero y este sale al poco rato todo confundido, con el cabello despeinado y con los ojos apenas abiertos escucha sin comprender los gritos desesperados del padre:
"présteme su auto por favor, mi mujer está teniendo a mi hijo", el casero sonríe con malicia y le responde:
"pero hombre está loco, esa basura ya no funciona desde hace años?" 
"yo puedo arreglarlo, ayúdeme a empujarlo por favor" responde con decisión el padre. El casero es un hombre viejo y se siente un poco intimidado por la situación, el hombre que tiene al frente no le inspira confianza, mejor no tener problemas con el.

Momentos después ambos hombres empujan el cacharro hasta la salida de la casa, el padre abre la capota con dificultad y hecha un vistazo... sus conocimiento de mecánica son muy escasos, no sabe por donde empezar, por lo que se limita a ajustar cables, bujías y todo lo que su mano puede palpar, y todo lo hace a ciegas porque no tiene una linterna. Finalmente se levanta y le pide al casero que empujen el auto para intentar arrancarlo... al mismo tiempo llega hasta la puerta la madre un poco pálida, en su mano derecha lleva una pequeña bolsa llena de todas las cosas que le aconsejaron llevar para el parto: el juego de ropitas para el recién nacido, la pequeña mamadera, pañales, una toalla, una manta... la tenía preparada desde muchos meses atrás, pero le gustaba revisarla para tratar de imaginar como sería su bebé... milagrosamente el auto arranca, el casero no puede creerlo pero no hay tiempo para asombrarse, todos suben y salen hacia el hospital... llegan allí en poco tiempo, el casero deja a los padres en la puerta y pisa el acelerador, no quiere involucrarse más en esa locura.

La mujer ya está en medio trabajo de parto, grita y se retuerce, el padre la carga en sus brazos  y se dispone a subir una infinidad de escalones que conducen a la puerta principal de la maternidad, una vez allí una enfermera se lleva a su mujer en una silla de ruedas.

A las seis de la mañana de ese 16 de septiembre nace su niño, se ve fuerte y sano, lo primero que ve son los ojos de su madre, que lo toma en brazos y lo besa, prometiendole quererlo y protegerlo hasta el final.


28 comentarios:

  1. Este parece un post cualquiera, pero creo q algunos podrán entender su significado ;)

    Les mando un abrazo amigos, feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. que bonita la historia y que bien contada :) Muchos besitos

    ResponderEliminar
  3. Hola Carlos, una historia donde muchas madres y padres se sienten identificados. Cuando tuve mi segundo hijo desperté a las cinco de la mañana, con 1 mes de anticipación a la fecha y el auto no arrancaba de los nervios y la emoción de mi esposo, llegué a la clínica a pocos minutos de mi departamento y a la hora nació mi niño. Te das cuenta que la historia es muy parecida y la promesa es la misma.
    La foto de ese cachorro me llenó de ternura.
    Buen finde
    Besitos

    ResponderEliminar
  4. si es autobiográfico...es una historia preciosa para vivirla

    ResponderEliminar
  5. Jajajaja, ¡bien que me suena la historia!.
    Un mes antes de tiempo y por sorpresa llegó mi primera hija al mundo... Pensé que era un cólico.
    La ropita de ella estaba lista pero la mía, aún no...

    Una historia preciosa.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. ese niño sos vos????

    se me ha puesto la piel de gallina, recordé los dos más bellos momentos de mi vida... el nacimiento de las luces que iluminan mi alma.

    hermoso post amigo!!!
    me hiciste poner sentimiental GRRRRRR!!!! ODIO SER SENTIMENTAL JAJAJA.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  7. No hay mejor gasolina que la que mana de ahí adentro. Sí, ahí adentro, ahí donde nace la eternidad.

    Un abrazo amigo

    ResponderEliminar
  8. ¿Carlo o Fabio?




    Un abrazo a cualesquiera de los dos amigo.

    ResponderEliminar
  9. Felicidades, aunque todavía no se si para el feliz papa o para mi precioso chiquitin.

    Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  10. No pude evitar imaginarme la esena, todo el relato estuve al borde de la silla.

    Lo bueno fue que todo salio bien, felicidades a ti y al bebé.

    ResponderEliminar
  11. Es una autobiografía, Carlo??? Tremendo episodio eh??? De esos que pasan de generación en generación.
    Y además con final feliz. ¡¡¡Lo tiene todo¡¡¡

    Un beso, Lobo, y feliz semana

    ResponderEliminar
  12. Autobiográfico o no: un momento único, y es que cuando la vida llama a la puerta... nada hay que la detenga, ni un coche desvencijado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Camomila. Gracias amiga.

    Besos.

    Mabel. Me doy cuenta amiga, que lindas son las historias así, con un final tan feliz.

    Gracias.

    Besos.

    Noelplebeyo. Si lo es!!... me la contó mi padre, dice que fue así como nací :)

    Saludos.

    Towanda. jajajaja... un cólico?... jajajja... qué buenos recuerdos :)

    Gracias amiga.

    Besos.

    Escarcha. Así es, soy yo :)

    El nacimiento de mi hijo también es el más bello recuerdo que tengo.

    jajaj, así que mi amiga tiene su corazoncito mmmmh... te atrapé jajaja.

    Un abrazo muy tierno y sentimental para ti ;)

    Ximo. Muy lindo comentario amigo, me encantó.Muchas gracias.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Flor.Carlo :)

    Gracias por el abrazo... pasé un cumpleaños bastante bueno :)

    Saludos.

    Neuriwoman. Para mi!!!

    Muchas gracias amiga :)

    Lilith. Yo y el bebé somos el mismo... fue la historia de mi nacimiento :)

    Saludos amiga y gracias por las felicitaciones ;)

    Novi. Si lo es:)

    Lo quise narrar justamente para que no se perdiera en el olvido.

    Un beso amiga, feliz semana también.

    Joaquinitopez. Autobiográfico si amigo :)

    Por suerte esta vez, la vida ganó :)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. CARLO,tu nacimiento,la cosa más hermosa de la vida.Es preciosa la manera en que lo has contado y me ha traído gratos recuerdos.
    Millones de besos.

    ResponderEliminar
  16. Oh vaya que historia la de tu padre, hombre que manera de venir al mundo increíble y digna de contarse, que bueno qe todo salió bien y nos puedas contar esta historia.
    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Recomiendo, a propósito de esta historia conmovedora, estar en el parto de la mujer, compañera o esposa. Y, hablo de presenciar el alumbramiento. Es aleccionante. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  18. Gracias por compartir tu aventura de nacimiento...

    ResponderEliminar
  19. y la madre al posar los ojos sobre los de su hijo ya vio en ellos el alma dulce y sensible de poeta que poseía, sintiéndose feliz y orgullosa de su chiquitín, muchos besinos de esta amiga admiradora que te da infinitas gracias por concedernos el privilegio de ser confidentes de tan bella y tierna historia.

    ResponderEliminar
  20. Que bonito relato sobre el nacimiento, entiendo que de tu hijo... me enterneció mucho la fuerza que representa el padre por llegar pronto al hospital.
    como las personas no vemos los problemas siempre que nos mueva una ilusión como el nacimiento de un hijo.
    Besitos Carlo.. fué precioso.

    ResponderEliminar
  21. Ese fue el milagro de un nacicimiento hermoso y con un final feliz.
    Así pasa muy a menudo los bebes nacen cuando menos se piensa.
    Hermosa historia.
    Un abrazo Lobito

    ResponderEliminar
  22. De tu relato se desprende que evidentemente los milagros existen y además que la fe puede mover montañas (y autos)... ;-)

    abrazo

    ResponderEliminar
  23. Tu cumple!!!! Y justo el día que tuve que dejar el blog....
    Pero bueh, dicen que nunca es tarde, espero lo hayas pasado re lindo.

    Saludos grandotes, muchos.

    ResponderEliminar
  24. es demasiado ral para ser un cuento...
    seguro que sale de algun rincon de tu memoria...

    un abrazo

    ResponderEliminar
  25. Que momentos,sobre todo para los papas,pensar que en nada podras ver la cara de tu bebe,es increible y tan bonito,eso siempe queda en el buen recuerdo.
    Un buen relato,tu relato...
    Gracias,asi pude conocer este blog.
    Un abrazo carlobito.

    ResponderEliminar
  26. Cuando uno cae, en la postura de quien fuera el motor de Apple, no cae: rebota. Se levanta para seguir haciendo lo que ama. Quien no ama lo que hace, no vive..y qué diciente de lo de vivir cada día como si fuera el último...aleccionante. Un abrazo fraterno desde Colombia. Carlos

    ResponderEliminar
  27. Morgana. Muchas gracias querida amiga.

    Millones de besos y abrazos.

    Socias. Yo tampoco la creí la primera vez que la escuché... ojalá pudiéramos viajar en el tiempo, aunque sea solo para presenciar ese tipo de momentos.

    Dos saludos.

    Carlos Augusto. Te cuento que tuve mala suerte, tuve toda la intensión de entrar al parto, hablé con los doctores, todo estaba arreglado, pero la llevaron a un quirófano porque era necesaria una cesárea, y ahí no pude entrar, lo increíble fue que mi hijo se acomodó bien en el último momento y el parto pudo ser normal, pero en el quirófano y sin mi... en fin, al próximo será.

    Saludos.

    tnf25. Gracias a ti por leerla y comentar.

    Un abrazo querido amigo.

    OZNA-OZNA Gracias a ti querida amiga.

    Un abrazo fuerte.

    Gala No, fue mi nacimiento jeje, mi hijo nació en mejores circunstancias, pero la emoción fue igual de grande.

    Un beso amiga

    ResponderEliminar
  28. SEISITO.Así es, nací inesperadamente... fui rebelde desde el primer momento ;).

    Muchas gracias amiga
    Lucrecia Borgia. Si, se puede decir que sí, pero son milagros puramente humanos.

    Saludos.
    Luna. Gracias amiga, no tuve muchas felicitaciones, y aunque sea tarde la tuya me hace sentir muy bien.

    Un abrazo
    Ŧirєηzє. En realidad de la memoria de mi padre, yo estaba en la panza de mi mamá muy feliz, ni me di cuenta de todo el problema que causé :)

    Saludos.
    Trini. Pude vivir ese momento, el momento más feliz de mi vida que jamás olvidaré.

    Bienvenida a mi cueva amiga.
    Carlos Augusto. Muy ciertas tus palabras amigo.

    Un abrazo desde Bolivia :)

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cueva y dejar tu huella :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...