Buscar en esta cueva

viernes, julio 22, 2011

Nieve

mi hijito en la nieve... es muy coqueto
En este lado del mundo no estamos de vacaciones, porque estamos en invierno, pero eso no impide que tengamos también algo de diversión.


A mi esposa le dieron ganas de conocer la nieve, y su papá aceptó llevarnos a todos de paseo a una de las cumbres nevadas que rodean mi cuidad. Se llama Tunari.


Todos pensamos que habíamos encontrado una idea original para divertirnos el fin de semana, lejos de la contaminación de la cuidad, y quedamos como tontos al descubrir una fila infinita de automóviles a la que tuvimos que añadirnos a regañadientes.


La cola de automóviles avanzó muy lentamente, por caminos demasiado empinados. A cada paso veíamos  vehículos dañados que no habían podido aguantar las condiciones extremas del camino, nuestro propio vehículo sufrió un desperfecto, pero la experiencia del padre de mi esposa nos permitió llegar al final.


Mi esposa y mi hijo conocieron la nieve por primera vez, mi ciudad tiene un clima muy templado, jamás nieva en la ciudad misma, los inviernos más crudos solo llegan a pintar de blanco las puntas de las montañas circundantes más altas.


La montaña que visitamos en este invierno es la más grande de todas, tiene una altura de 5.035 metros sobre el nivel del mar, yo ya la había visitado antes, pero no en las mismas condiciones, mi primera visita no fue tan cómoda.


Fue hace muchos años, la hice a pie acompañado de un grupo de amigos de la universidad, nos costó todo un día de caminata llegar a su cima, fue la caminata más dura de mi vida, llegó un momento en que creí que no podría llegar. Horas antes dos compañeros habían desertado y se habían llevado las linternas por equivocación, así que la caminata transcurrió en penumbras, alumbrados solo por las estrellas... no conocíamos la distancia total que teníamos que recorrer, y ni siquiera estábamos seguros si el rumbo que habíamos tomado era correcto, ya que la perspectiva no nos permitía ver si estábamos dirigiéndonos hacia la punta misma de la montaña. Lo único que sabíamos era que teníamos que subir. 


Cuando la noche estaba por terminar, y el cielo comenzó a aclararse, distinguimos una gran mancha de color claro en nuestro camino, todos nos alegramos y nos llenamos de energías al verla, corrimos hacía ella esperando poder consolar nuestro cansancio en un suave lecho de nieve... en la carrera todos íbamos casi al mismo ritmo, tambaleantes pero bastante rápidos, la nieve estaba cada vez más cerca, pero tenía unos pequeños puntos brillantes muy extraños a los que no prestamos mucha atención, y en el instante mismo en que el primero de nosotros iba a saltar a la supuesta nieve, dos de nosotros nos dimos cuenta de lo que realmente se trataba, el cansancio nos estaba jugando una mala pasada, la mancha era un gran lago que reflejaba el cielo estrellado... por suerte el grito de alerta fue dado justo a tiempo. 


Llegar a la cima de esa montaña fue una experiencia inolvidable, en ella dejé mi nombre junto al de mis compañeros, escrito en una bandera improvisada, cuya asta era la columna del esqueleto de un animal seguramente devorado por los cóndores que habitan en esas alturas.


El contraste de mi reciente aventura con la antigua me hizo sentir un poco viejo.


Que tengan un buen fin de semana.

viernes, julio 15, 2011

oh dirty boy

Hace unos días, mientras revisaba algunos blogs con mi mujer a lado, se me ocurrió una travesura, y más por molestar que otra cosa, escribí está frase en el buscador "pornografía romántica"... mi esposa se ruborizó, pero no me tomó en serio, y se limitó a sonreír como si de un mal chiste se tratase... y quizás mi primera intensión si fue bromear, pero su reacción me alentó a seguir con mi travesura, así que apreté el botón de buscar y me dirigí a la sección de vídeos, en ella se podían ver imágenes bastante fuertes que pusieron muy incómoda a mi esposa.

Antes de continuar le pregunté si algún día había visto algo así, y ella me aseguró que no... es bastante difícil de creer algo así, pero de todos modos le creí... así que con más ganas elegí uno de los vídeos (el que me pareció más auténtico), y lo inicié en pantalla completa... mi esposa al principio no quería ver, pero comencé a hacer comentarios sugerentes guiándome por la imagen, y ella terminó por dejarse llevar... al cabo de poco tiempo terminamos enredados en un enfrentamiento corporal épico... uno de los mejores en mucho tiempo.

Me parece tan absurda la demoníaca reputación que tiene el sexo... ya comenté algo relacionado en este post... qué diferentes sería el mundo si prestáramos más atención a las cosas que realmente nos hacen daño y permitiéramos que el amor se exprese libremente en todas sus formas.

lunes, julio 11, 2011

Primeros pasos

Ayer mi hijo dio sus primeros pasos, y la emoción que sentí fue indescriptible... ambos nos emocionamos... sus ojitos brillaban mientras descubría su nueva capacidad, y cada paso tambaleante era un símbolo de su libertad, de su independencia.

Mi hijo está creciendo, y pronto será un ciudadano más en este extraño mundo... un mundo en el que son asesinados poetas, y son ensalzados asesinos... lo único que quiero es que tenga el criterio y los valores suficientes para poder ser una buena persona en medio de tanta suciedad.

Siento un nudo en la garganta... uno de los poetas que puso banda sonora a mi niñez se ha ido, pero voy a encargarme de que mi hijo también lo conozca.

Facundo Cabral - Vuele bajo

No crezca mi niño,no crezca jamás;
los grandes al mundo le hacen mucho mal.
El hombre ambiciona, cada día mas
y pierde el camino por querer volar.

Vuele bajo porque abajo,
está la verdad.
Esto es algo que los hombres no aprenden jamás.

Por correr el hombre, no puede pensar
que ni él mismo sabe para donde va.
Siga siendo niño y en paz dormirá;
sin guerras ni maquinas de calcular.

Vuele bajo porque abajo,
está la verdad.
Esto es algo que los hombres no aprenden jamás.

Diógenes cada vez que pasaba por el mercado,
se reía, porque decía que le causaba mucha gracia
y a la vez le hacía muy felíz,
ver cuantas cosas había en el mercado
que él no necesitaba.
Es decir, que rico no es el que más tiene
sino el que menos necesita.
Es decir que mano ocupada, mano perdida.
Es decir que el conquistador,
por cuidar su conquista,
se convierte en esclavo de lo que conquisto.

San Agustin decía,
lo que podría ser la clave de la felicidad
"Deseo poco y lo poco que deseo lo deseo poco"

Dios quiera que el hombre,pudiera volver
a ser un niño un día para comprender
que esta equivocado si piensa encontrar
con una chequera la felicidad.

Vuele bajo porque abajo,
está la verdad.
Esto es algo que los hombres no aprenden jamás,
no aprenden jamás.

viernes, julio 01, 2011

Rock & Books

Hace poco mencioné que me encanta leer, que los libros son mis amigos... la literatura me ha absorbido desde que tengo uso de razón, esto debería ser algo muy bueno, pero para mi absurda sociedad no lo es... los pocos que leemos somos llamados, nerds, corchos, aburridos, y un largo etc.

Por suerte yo no sufrí ningún tipo de aislamiento o ataque por haber sido diferente, pero pienso que si fui quedándome solo, casi por decisión propia... tal vez he perdido muchas oportunidades de hacer amigos por preferir leer.

Además de ser un lector, también me puedo definir como un "rockero", aunque no estoy cerrado a este género musical porque considero que cerrarse en lo artístico es perderse de muchas cosa bellas (con algunas excepciones... odio el reggaeton con toda mi alma por ejemplo).

El rock es afín con mi personalidad, y no solamente en lo musical, sino también en la forma de vestir (tampoco soy extremista en este punto, no me gusta la monotonía) y de actuar.

Estas dos características me definen casi por completo... se podría decir que rigen y dirigen mi vida.

Y a medida que crecía y que mis tendencias se iban afianzando fui temiendo por mi futuro... qué oportunidades podría tener un tímido ratón de biblioteca, y para colmo rockero (sinónimo de rebelde sin causa) en un mundo donde parecía que solo las personas populares, habladoras y amistosas podían surgir... a veces me sentía equivocado, perdido, pero no podía traicionarme, así es que decidí continuar.

Lo increíble fue que al finalizar mis estudios, cuando formaba parte de un gran grupo de estudiantes con los cuales trabajé en un proyecto universitario, uno de los jefes del proyecto se acercó a mi escritorio porque le llamó la atención dos cosas: un libro que estaba a mi lado (El señor de los anillos) y la música que estaba escuchando (Pink Floyd), hablamos un poco y nos hicimos amigos instantáneamente... poco tiempo después fui seleccionado junto con otro compañero para ser contratado en esa universidad para trabajar junto a mi nuevo amigo... ese fue mi primer empleo serio en la vida, y uno de los mejores que he tenido.

Lamentablemente tuve que dejar ese trabajo, necesitaba tomar nuevos rumbos... pero jamás olvidaré la amistad que tuve con mi jefe, cada día nos perdíamos en conversaciones interminables acerca de los temas que nos apasionaban, música, literatura, ciencia, hablábamos el mismo idioma, y cada cierto tiempo nos reuníamos con otros locos a escuchar la música que tanto nos gustaba.

Quizás la insatisfacción que tengo con mi actual trabajo se deba justamente al contraste... si eres un tipo raro la vida es como una lotería, es tan difícil encontrar una persona compatible conmigo :-(

Pero gracias a mi gusto por la lectura llegué a este extraño mundo, un mundo lleno de locos como yo :-) ... soy afortunado y no me arrepiento de nada, y que viva el Rock !!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...