Buscar en esta cueva

viernes, junio 24, 2011

La carta

Foto de Internet
Continuación de la historia que interrumpí en este post.

He pensado mucho en las implicaciones que tiene el contar esta historia tan detalladamente, esta es mi propia historia tal cual sucedió, y en ella estoy relatando cosas muy íntimas... a veces siento que está mal hacerlo, no se muy bien porque, pero, por otro lado, no quiero que todo esto se pierda en el olvido, y el placer que me causa la remembranza es invaluable.

Por suerte todavía no se ha roto mi anonimato en este medio, ninguna persona que me conoce en la realidad a entrado a mi cueva.

...

Hace cuatro años, un 18 de febrero, cargado del valor que me había infundido mi mejor amigo, decidí confesar mis sentimientos en una carta, pero siguiendo mi muy especial y torcida forma de ser, en lugar de escribir una carta de amor escribí algo muy diferente (o que pensaron, que me reformé mágicamente), tenía valor sí, pero seguía siendo el mismo ser depresivo, negativo e inseguro. En mi mente no cabía la posibilidad de finales felices, solo quería desahogarme, y terminar con todo... la amistad ya no tenía sentido.

La escribí y reescribí mil veces, al final, cuando ya estaba terminada la envié sintiéndome morir... mi carta mas que una declaración era una despedida.

No sin sentir un poco de vergüenza, he decidido transcribir aquí la carta completa (solo he excluido su nombre), es una carta cursi y extremadamente tonta, pero muy determinante en la historia de mi vida:

"Algo está pasando en mi. En estos últimos meses he tratado de no dar importancia a esto, pero siento que las cosas pueden empeorar.Algunos de mis amigos, en su mejor intensión, hacen lo posible por "conseguirme" una chica. Me llevan a discotecas, me presentan amigas o me tratan de relacionar con chicas del trabajo. En muchos de estos intentos, y mucho más en los últimos, me he sentido muy incómodo, trataba de cooperar, de divertirme, pero mi mente estaba en otra parte, no dejaba de pensar en ti... en esos momentos deseaba que esa mujer que estaba intentando conocer fueras tu. 
Yo nunca he entendido como es posible q existan personas q se enamoran por Internet, no lo veo lógico. No te veo desde hace siglos, casi no recuerdo tu rostro, creo q nunca te vi sonreír (salvo en un sueño) pero, cada vez me desespero más por recibir tus correos, y cada vez me pongo más nervioso cuando te conectas...
Desde que te conocí me gustaste mucho, pero nunca consideré la atracción física como algo serio, es algo instintivo que debe ser mutuo. Si yo fuera un chico lindo te hubiera invitado a salir inmediatamente, pero, estoy conciente de que no lo soy. 
Hace mucho tiempo que acepté que soy "incompatible" para el amor. Eso me deprimió mucho durante muchos años, pero fue en estos últimos tiempos cuando descubrí que todo tenía sentido, si yo sería atractivo y hubiera conocido a alguien, no hubiera podido hacerme cargo de mis hermanos. Creo que mi función o misión en esta vida es esa.
A veces me siento triste, ya que como alguien me dijo, todos necesitamos de alguien que nos digan "te quiero"... pero la vida no es como en las películas, la vida es cruda, no podemos tenerlo todo.... la única persona que me decía te quiero murió... se que mi sobrinita y mis hermanos me quieren mucho. Pero se que tu me entiendes, el amor de una mamá es irremplazable.
El que me gustes no es mucho problema, pero enamorarme de ti si lo es.. no quiero sufrir otra vez. 
La solución obvia para esto es dejar de escribirte, alejarme de ti... pero es algo muy triste, yo te quiero mucho, eres la persona más tierna y linda que he conocido.
Me gustaría ser frío, prácticamente no nos conocemos, nunca hemos hablado, dejar de escribirte y dejar de chatear no debería ser tan complicado.
Lo siento mucho, quisiera ser otra persona...
Espero que estés muy bien, y que te vaya bien en todo... cuídate mucho, y perdóname si te hice sentir mal con todo esto, no es necesario que me respondas si no quieres. Necesitaba explicarte... dejar de escribirte sin decir nada no sería lo correcto.
Te mando un abrazo, gracias por todo, me hiciste mucho bien.
Adiós. 
Carlo".
No estoy seguro, pero pienso que si hubiera mandado una "clásica" carta de declaración, tal vez el efecto hubiera sido distinto... el presente, la realidad que estoy viviendo ha sido determinada por cada uno de los pasos que he tomado, inclusive los más tontos y equivocados.

Y como este post ya está muy largo, la respuesta estará en la continuación :)

Feliz fin de semana.

jueves, junio 16, 2011

Trabajar para vivir o vivir para trabajar

Este lunes hubo un paro de transportes en mi ciudad (los paros en mi país no consisten solamente en la interrupción del servicio sino también en el bloqueo de toda la ciudad, los transportistas dejan sus vehículos parados en mitad de las principales avenidas) por lo que tuve que quedarme a trabajar obligado por ocho horas seguidas, en circunstancias normales yo regreso a mi casa a la hora de almuerzo, para ver a mi hijo principalmente... no quiero que se olvide que existo, pues cuando salgo a trabajar por la mañana generalmente lo dejo durmiendo y cuando llego de trabajar por la noche a veces también lo encuentro durmiendo, el almuerzo es el único momento que compartimos juntos de lunes a viernes.

Ese día en mi trabajo, a la hora del almuerzo, me llegó una notificación del departamento de recursos humanos (de la empresa donde trabajo) que me invitaba a pasar por el comedor para recibir un pequeño refrigerio en reconocimiento por haber asistido al trabajo a pesar de los inconvenientes... mi cerebro sugirió rechazar la invitación pero mi estómago se opuso agresivamente, sus gruñidos hicieron imperceptibles a los razonamientos, así es que decidí ir por el refrigerio. Cuando llegué al comedor lo encontré abarrotado de gente (somos más de 400 empleados en mi trabajo), no me gustan las multitudes así es que me dirigí rápidamente hacia el lugar donde repartían la comida, recibí mi parte y me puse a buscar un lugar donde devorarla, me fui cerca de una ventana abierta, y me quedé mirando los árboles y jardines vecinos, tratando de no prestar atención a la bulla que tenía a mis espaldas... no me gusta participar de reuniones o actividades generales en mi trabajo, porque me siento más solo que nunca... qué extraño es sentirse solo entre tanta gente.

Aún no tengo amigos, y aunque aquí ya comenté las posibles razones, aún me quedan algunas dudas, a veces siento que las personas me tienen miedo... es muy probable, soy un bicho raro: cabello largo, barba, ropa oscura, tatuajes... o tal vez me discriminan. Preferiría que me teman.

El trabajo es un fastidio cuando solo eres un robot más en la línea de producción... trabajo en una empresa de desarrollo de software... me gustaría conocer más de los demás, saber si tienen familia, poder contarles que yo tengo la mía, mostrar orgulloso las fotos de mi hijo, conversar sobre la vida... para mi el trabajo no es vida, cuando marco la entrada es como si presionara un botón de "pausar vida" y cuando salgo un botón de "continuar vida"... lo malo de esto es que la vida fuera del trabajo continua sin mi, y el tiempo transcurre igual, envejezco sin vivir.

Hace unos días leí un cuento de mi amiga Towanda sobre una persona que mataba su soledad acompañado de unos amigos especiales, me identifiqué mucho con el protagonista de su historia... me gusta leer desde que tengo uso de razón, jamás ha faltado un libro en la cabecera de mi cama desde que aprendí a leer, pero antes lo hacia por diversión, hoy siento que lo hago por necesidad, por dependencia, porque a través de sus personajes me siento más vivo que en la realidad.

lunes, junio 06, 2011

Primer año

Estoy regresando de una larguísima vacación de dos días ;-) ... como les comenté, el día viernes mi hijo cumplió su primer año de vida, y decidí pedir dos días libres en mi trabajo para quedarme con el.

Hace más de un año quedé paralizado al escuchar por primera vez su corazón en su pequeño cuerpo de ocho milímetros, ese fue el momento exacto donde la noción de ser papá se hizo rotundamente verdadera y me lleno de una mezcla de felicidad y miedo.

El viernes yo también he cumplido un año de papá... cuando nace un primer hijo también nacen sus papás... ha sido un año duro, lleno de preocupaciones, trasnoches, cansancio e inseguridad, pero también ha sido un año emocionante, feliz, divertido, tierno y lleno de amor... toda una aventura.

Como anécdotas se me ocurre contarles dos que me dejaron marcado (temblando):

Debo decir con orgullo que mi hijo todavía no sufrió ni una sola caída conmigo, pero estuvo a punto... una vez lo vi desaparecer del borde de mi cama, pero pude agarrarlo del brazo unos centímetros antes de que toque el suelo, aún no se como lo hice... lo gracioso es que el no se dio ni cuenta y continuó mirando un pequeño libro que tenía en sus manitos... yo no dejé de temblar durante todo el día :( 

En otra ocasión lo solté por equivocación, pensando que alguien lo estaba sosteniendo, pero por suerte no lo solté por completo, y el quedó columpiándose cabeza abajo colgado con sus piernitas de mi brazo, fue otro momento feliz para mi hijo y otro día de temblores para mi :)

...

La vida ha cambiado mucho con su nacimiento, casi todo para bien, pero algunas cosas, como la relación con mi esposa por ejemplo han sido un poco dañadas... se que esto es normal, que sucede en la mayoría de las parejas, pero el saberlo no me consuela mucho. Lo bueno es que ambos estamos conscientes de ello, y queremos hacer algo para mejorar.

...

Mi hijo dejó de ser un bebé para convertirse en un niño, con su propio carácter, personalidad, sus propios gustos... cuando lo miro, no puedo dejar de maravillarme por ese milagro de la naturaleza... mi esposa y yo hemos traído al mundo un nuevo ser, un pequeño hombrecito que llena de amor y ternura nuestros corazones.

Silvio Rodríguez - El reparador de sueños

Siempre
llega el enanito
con sus herramientas
de aflojar los odios
y apretar amores.
Siempre,
llega el enanito,
siempre oreja adentro
con afán risueño
de enmendar lo roto.

Siempre,
apartando piedras de aquí,
basura de allá,
haciendo labor.
Siempre va
esta personita feliz
trocando lo sucio en oro.
Siempre,
llega hasta el salón principal,
donde está el motor
que mueve la luz.
Y siempre allí
hace su tarea mejor,
el reparador de sueños.

Siempre,
llega el enanito
hasta la persona,
hasta todo el pueblo,
hasta el universo.
Siempre,
llega el enanito
y desde esa hora
se acaba el silencio
y aparece el trino.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...