Buscar en esta cueva

viernes, mayo 27, 2011

Día de la madre

Hoy 27 de mayo es el día de la madre en mi país.

Hace casi cuatro años, noche antes de esta misma fecha, tuve la última conversación con mi mamá, todavía recuerdo muy bien esa escena... estamos lavando juntos la vajilla con la que rato antes habíamos tomado un té, ella está muy cansada, pero contenta. Mientras lavamos hacemos planes para el día siguiente, quiero llevarla a cenar a algún lugar especial, ella me mira sonriente y me dice "que rico hijito"... no dijimos casi nada en esa última charla, pero la recuerdo como un momento tranquilo y feliz.

Esa misma noche comenzó la peor pesadilla de mi vida que terminó cinco días después... mi madre falleció el primero de Junio... siempre me ha impresionado que la fecha del nacimiento de mi hijo haya sido tan cercana (nació el tres de Junio)... me gusta pensar que esta coincidencia simboliza la inseparable relación de la vida y la muerte.

Leí por ahí algo que me gustó mucho, que decía que la muerte no se opone a la vida, no es el enemigo. La vida y la muerte son dos polaridades de una misma energía, pero no son opuestas sino complementarias. La muerte es un proceso de renovación que sucede a cada instante, inclusive al respirar. Al inspirar llega la vida y al expirar viene la muerte. Por eso al nacer un niño lo primero que hace es inspirar y cuando muere un anciano lo último que hace es exhalar. Y así como no se puede inhalar si se deja de exhalar, no se puede vivir si se dejar de morir.

...

No puedo evitar sentir rabia cuando pienso en la horrible ironía de las circunstancias... ¿Porqué tuvo que pasar todo esto el día de la madre? ¿Porqué a mi me suceden estas cosas?... pero cuando me hago estas preguntas viene a mi mente lo que dijo Fontanarroza (coincidentalmente uno de los dibujantes preferidos de mi madre) que cuando descubrió que tenía cáncer había exclamado “porqué a mí?”, pero después de un pequeñísimo momento de reflexión se había respondido a si mismo con un “y porqué no?”…

Creo que cuando sufrimos una pérdida brusca nuestro cerebro queda muy confundido... durante mucho tiempo tuve reacciones automáticas, como escuchar el sonido de la reja de mi casa y pensar que ella llegó, o ver en la calle a alguien parecido y creer que puede ser ella... son reflejos involuntarios que duran un pequeño instante, antes de que la mente se de cuenta que son equivocaciones, pero en ese instante generan sentimientos felices que ya no tienen una razón de existir, y que al morir provocan un dolor muy grande.

Pero también he tenido, y tengo todavía, sensaciones diferentes provocadas por coincidencias que he preferido adoptar como señales... cuando estoy demasiado triste o tengo un problema muy grande por ejemplo, es muy lindo sorprenderme al escuchar en mi reproductor de música (que siempre me acompaña) una canción que me recuerda a ella... es como una señal feliz de que ella está conmigo, que me llena de fuerzas y esperanza.

Una de esas canciones es esta que transcribo a continuación. Cuando vi el video de esta canción por primera vez me quedé impactado, y busqué información sobre ella. La letra original (escrita por Prince) solo puede verse relacionada a un amor de pareja, pero Sinead le dio otro enfoque al cambiar un poco la letra ("sugar" por "mama") porque quería reflejar el dolor que sintió cuando perdió a su madre, no obstante haber tenido una difícil relación con ella.

Cuando conocí todo esto, decidí traducir la canción y enseñársela a mi madre que estaba muy triste por el reciente fallecimiento de su mamá, mi abuela. Le encantó tanto la canción que no dejaba de pedírmela, entraba a mi cuarto y me decía "escuchamos otra vez la canción de la peladita?" (Sinead lleva el cabello rapado)  y la escuchábamos juntos... cuando escucho esta canción la puedo sentir a mi lado, su cabeza apoyada en mi hombro tratando de contener las lágrimas que derramaba al recordar a su madre iguales a las hoy yo derramo por ella.


It's been seven hours and fifteen days
Since you took your love away
I go out every night and sleep all day
Since you took your love away
Since you been gone I can do whatever I want
I can see whomever I choose
I can eat my dinner in a fancy restaurant
But nothing
I said nothing can take away these blues
`Cause nothing compares
Nothing compares to you

It's been so lonely without you here
Like a bird without a song
Nothing can stop these lonely tears from falling
Tell me baby where did I go wrong
I could put my arms around every boy I see
But they'd only remind me of you
I went to the doctor n'guess what he told me
Guess what he told me
He said girl u better try to have fun
No matter what you'll do
But he's a fool
`Cause nothing compares
Nothing compares to you

all the flowers that you planted, mama
In the back yard
All died when you went away
I know that living with you baby was sometimes hard
But I'm willing to give it another try
Nothing compares
Nothing compares to you
Nothing compares
Nothing compares to you
Nothing compares
Nothing compares to you

martes, mayo 17, 2011

Sexto sentido

Me atraen mucho los misterios, los enigmas, los fenómenos que no pueden explicarse por medio de la ciencia. Pero soy muy escéptico, no me gusta aceptar nada como verdadero hasta no tener una prueba confiable.

La mente animal, sobre todo la humana, me cautiva mucho. Conocemos muy poco de ella, y lo que conocemos no explica sus más fascinantes capacidades.

Muchas veces he escuchado decir que nuestros "poderes" mentales están dormidos porque solamente usamos un diez por ciento de nuestra capacidad cerebral... ese argumento no me convence mucho, no creo que la cantidad de redes neuronales o de substancia gris tengan que ver con algunas capacidades extraordinarias. Por ejemplo, en otro post hice referencia al "sexto sentido" que poseen los animales frente a fenómenos naturales, capacidad de la que están privilegiados todos los animales independientemente de su capacidad craneana.

Los humanos hemos perdido la conexión con el planeta, pero no hemos perdido del todo el "sexto sentido".

No creo que exista ninguna duda acerca de la existencia de este don, estoy bastante seguro que todos hemos  vivido la experiencia de presentir que alguien nos está observando, girar hacía el lugar preciso, y toparnos con la mirada del observador, sorprendiéndolo en el acto. Este "poder" parece mucho más acentuado en las mujeres... es tan común la situación bochornosa en la que un hombre es descubierto "in fraganti" por la mujer a la cual estaba contemplando.

Más impresionante aún son los casos de presentimientos que tienen las madres cuando algo les sucede a los hijos, o de los hermanos gemelos... existen ejemplos infinitos.


Los científicos han aceptado la existencia del sexto sentido, he inclusive lo han situado en una parte del cerebro llamada "corteza cingulada", pero esos estudios están relacionado con la toma de decisiones guiadas por la intuición... esto más que sexto sentido parece referirse a la capacidad de nuestro cerebro de pronosticar cosas en base a la experiencia... lo cual no es tan extraordinario.



Es difícil proponer una explicación para el misterio del que yo me refiero... algunos argumentan hipótesis no muy científicas que hablan de una conexión (wi-fi) que aún mantenemos los humanos.


Pero yo voy a contarles una experiencia que tuve que anula también esta hipótesis...pues verán, un día me encontraba yo parado en una calle, cuando de pronto tuve la inconfundible sensación de que alguien me observaba, pero no quise descubrirlo de inmediato, así que reprimí la necesidad de girar, y la sensación continuaba, cuando pasó el tiempo que creí oportuno me dí la vuelta disimuladamente (con la esperanza de encontrarme con la mirada de una mujer) y mire directamente a los ojos del causante... tengo una foto de alguien muy parecido:

foto tomada de Internet 
Conclusión, ninguna.

miércoles, mayo 04, 2011

Confundido

Un día como hoy, un cuatro de mayo hace tres años, tuve la primera cita real con la mujer que ahora es mi esposa, hoy hemos regresado al mismo lugar del encuentro... todo cambiados, quizás un poco más viejos, quizás un poco más maduros, pero la diferencia más grande es que hemos regresado cargados de nuestro retoño, que está a punto de cumplir un año.

Quiero aprovechar este día especial para continuar la historia que interrumpí en este post.

Las "cacerías" tuvieron algunos resultados, pero solo una de las "presas" marcó la diferencia, era una chica inteligente (nombro primero esta cualidad porque es la que más me atrae), bonita y muy compatible conmigo, de hecho era demasiado compatible. Estaba estudiando una carrera universitaria relacionada a la ecología, tenía gustos parecidos a los míos, inclusive su personalidad era similar... era un poco tímida y extraña. En fin, parecía hecha para mi.

Pero el amor no entiende razones, y por mucho que me mentalice para quererla no pude hacerlo, lo peor de todo fue que ella si se enamoró de mi.

Salimos un par de veces... fue muy divertido, y hablamos mucho por teléfono o por Internet pero poco a poco me iba apagando, iba perdiendo el entusiasmo y ya no sabía que decir. Ella lo notaba y yo moría de desesperación porque no quería herirla.

Un día de esos me encontré con mi mejor amigo después de mucho tiempo, y me preguntó como me estaba yendo en mi vida amorosa, yo le conté que me había dejado convencer por unos amigos para salir a "buscar" pareja y que actualmente estaba saliendo con una chica casi perfecta para mi. El se emocionó y me felicitó, pero yo lo detuve y le dije que sentía que eso no iba a funcionar. El se enojó y me dijo que no debía ser tan pesimista que tenía que reaccionar, que debía insistir.

Yo estaba confundido, no sabía que responderle, sabia que tenía razón. Pero en ese momento, sin saber muy bien como, le respondí que no quería insistir porque sentía algo por alguien más... y mientras pronunciaba estas palabras era como si cobraran sentido, como si estuviera expulsando algo atascado dentro de mi.

Y el, mi amigo, hizo la pregunta obvia... quien era ella?... la respuesta tardó en salir, porque me sentía impactado por mis propias palabras, no podía creer lo que yo mismo estaba afirmando, pero lo dije... no puedo dejar de pensar en ella, en aquella mujer que conocí hace mucho tiempo... tu la viste, la recuerdas? trabajó con nosotros en la empresa que intentamos levantar... el no supo muy bien de quien hablaba pero me lanzo la siguiente pregunta inmediatamente, sin compasión (el es así)... ella lo sabe?... yo le respondí que no, que no me atrevía a decírselo, que tenía miedo que me rechace, que era mi mejor amiga, que no quería perderla... y un montón de disculpas para disfrazar mi cobardía.

Después de escucharme mi amigo se descontroló, parecía enfurecido, me dijo que yo era un tonto, que estaba perdiendo el tiempo, que la vida era muy corta como para estar dejándose vencer por miedos sin sentido, que un posible rechazo es menos doloroso que todo este tiempo que estaba pasando ocultando mis sentimientos, que siempre existía la posibilidad de un "sí",  que me arrepentiría todo la vida por no haberlo intentado, que la amistad si es verdadera nunca muere, y un montón de cosas muy lindas que hubiera querido grabar en mi memoria con más claridad... al final se plantó frente a mi y me dijo "te doy una semana para hablar con ella, si no lo haces yo mismo voy a contactarla".

Me dejó petrificado, sin respuesta, mudo... y se disculpó por haber sido tan duro conmigo :)

Aquella noche no pude dormir pensando en sus palabras, y a la noche siguiente decidí escribir la carta más difícil de mi vida.

(continuará)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...