Buscar en esta cueva

viernes, marzo 18, 2011

Colibrí

Uno de los sueños más anhelados que tengo, es poder dedicar gran parte de mi vida a una causa ecológica... ser un verdadero eco-activista... pero por ahora todo lo que he podido hacer ha sido a través de Internet.

Nadie me toma en serio cuando comento mi anhelo, no conciben que alguien pueda soñar con algo tan poco "productivo".

Mi amor por la naturaleza esta vigente desde que tengo uso de razón, recuerdo que de muy niño pasaba horas viendo (por que no sabía leer) unos libros de animales que teníamos en casa. Más adelante, en la escuela, mi principal motivación fueron las excursiones o paseos fuera de la ciudad, y no por los juegos o actividades que generalmente se hacían, sino por estar en la naturaleza, de hecho, recuerdo varias ocasiones en las que prefería ir a caminar solo, explorando, que quedarme jugando con mis compañeros de curso. (ya era un extraño lobito solitario desde entonces) .

Pero irónicamente no soy vegetariano, y no pienso serlo, pues considero que es totalmente natural el comer carne, y no me siento mal por hacerlo; los humanos somos depredadores, y no muy diferentes de un león o un tigre, solo hemos aprendido a cocinar nuestros alimentos, y utilizar algunos utensilios... cuando miro una mesa llena de personas comiendo, aunque lo estén haciendo muy educadamente, veo simples depredadores alimentándose en manada, solo que de una forma muy "elegante"... y tal vez bastante ridícula desde una perspectiva animal... estoy seguro que si un león pudiera pensar y nos vería comiendo se moriría de risa.

Las cosas que odio y que condeno son: la cacería como deporte, las ropas hechas con pieles de animales, las peleas de gallos, las corridas de toros, la venta de marfil, la pseudo-medicina basada en partes de animales exóticos, y todas esas cosas irracionales que están destruyendo la naturaleza.

Pero, por suerte la ecología se a puesto de moda, y el Internet ha facilitado la publicación masiva de denuncias o campañas... quizás esto no es suficiente, pero es un gran avance.

El título del post tiene que ver con una inolvidable experiencia “ecológica” que tuve hace muchos años. Un día, mientras caminaba despreocupado, divisé algo extraño en el suelo, parecía un insecto, me agaché para verlo mejor y descubrí sorprendido que se trataba de un pichón de Colibrí muy pequeñito. Lo tomé cuidadosamente entre los dedos y lo llevé a mi casa. Al llegar me quedé contemplándolo maravillado, no podía creer que tenía entre mis manos un animal tan fascinante... los colibrís o picaflores son como estrellas fugases, su increíble velocidad hace que sea muy difícil observarlos con detenimiento... no tenía idea de como iba a hacerlo, pero decidí "adoptarlo" por el tiempo que sea necesario para que crezca y pueda valerse por si mismo... pero no le puse un nombre, no se porque.

Primeramente investigue todo lo que pude al respecto, y descubrí que cuidar a un Colibrí era muy complicado, por su metabolismo acelerado estas aves necesitan alimentarse cada hora durante todo el día. Yo no podía dedicarme a alimentarlo todo el tiempo (por mis estudios) así que decidí tratar de enseñarle a comer solo, y se me ocurrió hacer unas flores artificiales de papel de colores, a las cuales hice un orificio en el centro, por el cual se podía llegar a un recipiente con alimento preparado con agua y miel (todo esto fue invención mía, la información que tenía era demasiado limitada, no tenía Internet en ese entonces).

Como casita para el colibrí utilizé una canasta rectangular de ropa que tenía en mi cuarto, sus paredes eran transparentes porque estaban hechas de una red de hilos, era suave y muy espaciosa (yo podía entrar en ella acuclillado), era perfecta. Puse la canasta boca abajo y colgué en sus paredes las flores que hice.

La idea de las flores parecía demasiado simple y tonta, ni siquiera sabía como iba a enseñar al colibrí a comer... pero en fin, no pensé más y tomé al colibrí en una mano, lo acerqué a una de las flores y metí su  piquito a través del orificio y pude sentir sorprendido que el comenzó a tragar el alimento, no podía creer que funcionara, lo alimenté así un par de veces. Y de pronto, mientras estaba alimentándolo nuevamente, el abrió sus pequeñas alas y se desprendió de mi mano, y comenzó a volar zumbando... sus alas provocaban una pequeña brisa... y así se quedó bebiendo su alimento sin mi ayuda, flotando en el aire como si de magia se tratara... fue muy emocionante.

Cada día llegaba corriendo a mi casa para ver a mi diminuto amigo, y cuando entraba a mi cuarto el colibrí volaba hacia la sima de su casa, me miraba y hacia un pequeño sonido, casi imperceptible que yo tomaba como el más lindo saludo, me metía en su casita y me quedaba con el mucho tiempo, el volaba a mi alrededor y se posaba en mis manos, en mis hombros, en mi cabeza... mientras yo lo observaba sonriendo, extasiado.

Pero cometí un error imperdonable, todos los días cambiaba su alimento cuidadosamente, pero olvidaba lavar los recipientes, que poco a poco fueron contaminando el alimento, y sin que yo lo notara el colibrí dejó de alimentarse y finalmente murió.

Cuando lo encontré muerto no comprendí que había pasado, pero no fue difícil encontrar la causa... me sentí tan mal... no pude evitar llorar de tristeza y de rabia por haber sido tan descuidado.

Esta experiencia no tuvo un final feliz, pero me hizo descubrir algo muy fuerte dentro de mi, algo que me hacia sentir realizado.

Quizás a muchos no les parezca gran cosa un "bicho" tan insignificante, pero para mi fue un privilegio el poder admirar de cerca a una de las criaturas más hermosas de la tierra.

...

Siempre que escucho esta canción me acuerdo de mi pequeño amigo, y aunque la letra es más social que ecológica la quiero poner en este post, para decorarlo un poco :)... leí por ahí que la última línea del estribillo "ala de colibrí para la cura" puede hacer referencia a una creencia de los chamanes que consideran que las alas de colibrí pueden curar cualquier cosa, porque estos animales representan el amor y la pureza.

Silvio Rodriguez - Ala de colibrí

Hoy me propongo fundar un partido de sueños,
talleres donde reparar alas de colibríes.
Se admiten tarados, enfermos, gordos sin amor,
tullidos, enanos, vampiros y días sin sol.

Hoy quiero patrocinar el candor desahuciado,
esa crítica masa de Dios que no es pos ni moderna.
Se admiten proscritos, rabiosos, pueblos sin hogar,
desaparecidos, deudores del banco mundial.

Por una calle
descascarada,
por una mano
bien apretada.

Hoy voy a hacer asamblea de flores marchitas,
de deshechos de fiesta infantil, de piñatas usadas,
de sombras en pena -del reino de lo natural-
que otorgan licencia a cualquier artefacto de amar.

Por el levante,
por el poniente,
por un deseo,
por la simiente,
por tanta noche,
por el sol diario,
en compañía
y en solitario.

Ala de colibrí,
liviana y pura.
Ala de colibrí
para la cura.

45 comentarios:

  1. Emotiva historia. Al igual que tú, yo también pienso que somos simples depredadores, como muchos otros animales. Siempre me sorprende el empeño de la gente que hace todo lo posible para negar o esconder que sólo somos animales. Me dio pena por el colibrí, creo que fuiste muy afortunado al poder contemplarlo de cerca, entre tus propias manos :)

    ResponderEliminar
  2. ¿Qué es algo poco productivo? ya veremos en unos años, por lo de la carne ni te apures que con lo poco que yo consumo, seguro que compensa….saludos!

    ResponderEliminar
  3. Bueno amigo mío tenemos que continuar en la lucha...si todos ponemos nuestro granito de arena podemos detenes tanta matanza en contra de los indefensos animalitos...

    Eres un ser humano con mucha sensibilidad ...disfruta el lindo recuerdo que tienes de tu amiguito el colibrí no todos tenemos la suerte de tener uno en nuestras manos...feliz y bendecido fin de semana, recibe un abrazo enorme y cuidate

    ResponderEliminar
  4. Que historia tan tierna y bonita. A mi también me parece igual de normal ser ecologista como consumir carne.

    Somos omnivoros y nuestro organismo necesita de todo un poco, aunque las proteinas de la carne también podemos buscarlas hasta en vegetales como la soja.

    Hace un monton de años me hice "monitora medioambiental" (un curso) para ir los fines de semana con los chicos de los colegios a replantar zonas de monte.

    Lo que más sembrabamos eran Algarrobos, un arbol que es realmente maravilloso. Aunque la gente no sepa apreciarlo.

    Quizas tu colibrí murio de pena al no estar en libertad. Es dificil saber con animales tan poco conocidos. Aunque yo he tenido también erizos, mirlos, canarios, camaleones...y ahora un par de perros. Uno fue un regalo de un amigo y el otro ´ha sido adoptado a las puertas de la perrera.

    Lo cierto es que mientras mis hijos fueron pequeños yo no queria animales en casa, me daba miedo que les contagiaran alguna enfermedad. Pero ahora me doy cuenta de que hubiese sido muy beneficioso para ellos haber tenido una mascota.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Que bonita historia, me detengo en li de las experiencias ecológicas. Son maravillosas y los niños crecen de una manera mas conciente de lo que es la naturaleza y cómo cuidarla. Mis hijos crecieron rodeados de animales, desde un "caraguay", que es una iguana grandota, un cangrejo, un loro hablador, un osito hormiguero rescatado de unos cazdores, una araña, y todos los animales domésticos que imagines. Hoy aman la naturaleza, ella estudia Biología y él va para ese lado tambien.
    Me encantó tu historia.

    Un saludo grandote.

    ResponderEliminar
  6. POR ALGO SE EMPIEZA... SI QUE ES "PRODUCTIVO" SER ECOLOGISTA.

    Si no cuidamos el planeta de donde vamos a sacar "beneficios"

    saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  7. Pues la verdad es que tienes sueños preciosos que materializaras, seguro, con el tiempo...
    Preciosa historia la de tu colibrí. Yo solo he tenido tortugas (una se suicidó tirándose por la ventana, un día que la saqué del acuario) y un cobaya de pelo largo...

    Me dan miedito los animales, lo siento pero no lo puedo evitar.

    Un abrazo y felicidades por un magnífico post.

    ResponderEliminar
  8. Yo creo que criar al colibrí te dio la oportunidad de sensibilizarte un poco más de lo que ya lo eras. Se murió pero bueno creo que el tiempo que lo cuidaste fue muy feliz.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Una historia maravillosa. Creo que tod@s tenemos historias así, hermosas pero que no acabaron bien. Aún así son experiencias que enriquecen y nos permiten aprender.
    Por otro lado, aunque respeto a la gente vegetariana e incluso he tenido épocas que apenas he comido carne, también pienso que comer carne es algo natural.
    Pero tampoco soporto cuando se hace sufrir a un animal "por deporte" ni por esos motivos que enumeras, eso es crueldad pura y dura, por más excusas que pongan.

    Un buen detalle la canción de Silvio Rodríguez :)

    saludos.

    ResponderEliminar
  10. Siento una envidia sana por no haber tenido la oportunidad que tuviste de poder convivir durante un tiempo con un ave tan bella.no has de sentirte culpable de su muerte.Sucuidado era muy complicado .y ya que hablas de chamnanismo,cosa que me encanta te diré que el colibrí es un animal de poder al igual que mi lobo.
    Aquí te dejo el significado,quizás sea tu guía espiritual.

    COLIBRÍ: Amor / Alegría
    Colibrí, la más pequeña de las aves, nos trae mensajes especiales. Es la única criatura capaz de parar en seco mientras viaja a grandes velocidades. Puede flotar, o avanzar, retroceder, subir y bajar. Vive de néctar y busca la dulzura de la vida. Su larga lengua le permite pasar por alto la capa exterior, a menudo dura y amarga, y encontrar los tesoros escondidos debajo. Colibrí es amado por las flores y plantas, pues al libar el néctar de la flor, la planta se reproduce y crea más de su especie.
    En muchas tradiciones, las plumas de Colibrí son atesoradas por sus cualidades casi mágicas. Se dice que Colibrí trae amor como ninguna otra medicina puede hacerlo, y su presencia trae alegría al observador.
    Si tienes medicina de Colibrí, te adaptas con facilidad a cualquier situación y sacas el mejor provecho de tus nuevas circunstancias. No pierdes tiempo mirando atrás y deseando "lo que fue", pues te interesa aprovechar "lo que es". Nunca podrías volverte adicto a algún estimulante artificial, pues encuentras alegría en tu propio corazón. Te da mucho placer esparcir alegría, amor y belleza a todos los que te rodean, y tienes el don de llevar esa alegría interna hacia espacios nuevos y diferentes. Tienes el talento de encontrar lo bueno en la gente, y no te detiene un exterior áspero o abrupto, pues sabes que, si pudieras llegar más allá de esa dura capa externa, encontrarías bondad y belleza dentro. Quizás tengas la habilidad de trabajar con flores, tal vez cultivándolas para compartirlas con los demás, o de usar esencias florales para curación. La aromaterapia podría ser tu vocación.
    Tienes mucha energía y un espíritu que debe ser libre. Restringir esa energía maravillosa, amorosa y libre te provocaría sufrir grandes depresiones y sentimientos de futilidad. Colibrí debe volar libre en busca de la belleza, esparciendo alegría y amor a todo lo que toca.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. bella historia...los colibrís son ejemplo de lo grande q es la naturaleza

    ResponderEliminar
  12. Hola carlobito que historia tan bella y que afortunado fuiste de er el vuelo de uno de estos animalitos tan de cerca, es muy difícil poder criar bien a las aves, sobre todo a las que son libres.

    De los colibríes se dicen muchas cosas lindas y supersticiones, pero desgraciadamente las mismas supersticiones los dañan en Méx. Es común ver canastas llenas de colibris muertos para brujerías de amor en los mercados esotéricos, aquí también les decimos chupamirto al colibrí, suaves pero resistentes hay muchos en el df aun con tanta contaminación.

    Aveces para ser ecologista basta con esas pequeñas acciones por tener limpia la casa y la ciudad, no tirar basura en la calle, no desperdiciar agua, comprar jabones biodegradables etc. si todos hiciéramos esas pequeñas cosas seria un mundo mucho mejor. Un besito

    ResponderEliminar
  13. Una historia pura y tierna, aunque con un triste final, no deja de enseñar que podemos convivir con los animales sin lastimarlos. Lástima que no todos lo entienden y por ello tantos animalitos en peligro de extinción.

    Te dejo un abrazo!1

    Marce

    ResponderEliminar
  14. Considero que has sido muy afortunado al poder estar tan cerca de un animal tan especial. Puedo imaginarme tu tristeza cuando murió pero todas las cosas pasanpara aprender algo, aprendiste y ya no te volvería a pasar. Tener conciencia ecologista no es malo, mientras no se convierta en un sin sentido. No te sientas culpable por no ser vegetariano... llegar a la cima de la pirámide alimenticia para comer vegetales sería un insulto a la naturaleza, somo carníviros por naturaleza... No tenemos que romper el orden natural de las cosas, simplemente debemos aprender a vivir en armonía con la naturaleza.

    ResponderEliminar
  15. Aisss compañero esta entrada me ha encantado, como ya inmaginaras me siento muy identificada con el colibri, y varios de hecho decoran mi blog. Ya de chiquitita también me afané en criar pajaros silvestres que se caian de los arboles cercanos a mi casa, se lo complicado que es que sobrevivan y lo que se lamentan sus perdidas. Ha sido un post precioso, realmente bonito. Un besazo.

    ResponderEliminar
  16. "Las cosas que odio y que condeno son: la cacería como deporte, las ropas hechas con pieles de animales, las peleas de gallos, las corridas de toros, la venta de marfil, la pseudo-medicina basada en partes de animales exóticos, y todas esas cosas irracionales que están destruyendo la naturaleza." Idem.

    ResponderEliminar
  17. Yo también me siento ecologista del mismo grupo que tú. Quiero decir que no llevo al extremo este sentimiento, aunque respeto desde pequeña toda la naturaleza que me rodea y esa misma manera de proceder se la hemos inculcado desde pequeños a nuestros hijos. Mi marido tb lo es y disfruta muchísimo cuando tiene oportunidad de escapar de la urbe y vivir en medio de cualquier paraje natural donde poder observar pacientemente el bullir del entorno....
    Es una historia preciosa la de tu colibrí. Muchas gracias por compartirla, Carlobito.

    Un beso y muy feliz semana.

    ResponderEliminar
  18. Los que no tienen alma ambiental o ecológica, les podrá parecer tonto, pero un colibri, hace parte de una ecosistema, y de una cadena alimentacia. Y, en el fondo poético (por eso te atrajo cuidar el pichoncito)es traducción de la ternura y el amor el colibri, más allá de la connotación de cura, que traes a colación y refuerzas co9n la canción-poema de Silvio Rodríguez. Aquí, en Colombia, el desparaceido dramaturgo, cuentista y poeta, Jairo Aníbal Niño, escribió un libro entre poético y narrativo, que titulóa Alas de Colibri...qué nobleza la de esta ave,llamada también por estes lares,Picaflor o Tominejo, cuyas alas,en cocción tienen virtud ensalmática y mágica.
    Muy buena tu crónica, contada con la amenidad, y el uso -caractgerístico de tu pluma- de un lenguaje intimista y coloquial. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  19. Preciosa historia que deja ver lo sensible y verdadero humano que eres. Estas pequeñas cosas es lo que hace a la gente grande, no lo olvides, un besazo.

    ResponderEliminar
  20. Solamente te pediria que no acabes como Greenpeace: lucrando con la ecología...

    Yo amo los animales gracias al enorme corazón de mis dos hermanas pequeñas que con el sólo hecho de encontrar un perrito fuera de casa corren a alimentarlo: tienen 8 gatos y guardan su dinero de la escuela para alimentarlos... ellas me abrieron los ojos a la ecología...

    Le mando un abrazo Sr. Lobo Solitario

    ResponderEliminar
  21. Que maravillosa reflexión sobre la vida y la muerte me has dejado en tu comentario.

    Me encantaría que escribieras algo más extenso sobre el tema, tienes un enfoque muy interesante.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  22. me has dejado emocionada con tu historia.
    la lucha por la ecología no es un "sinsentido" se lo hace no sólo por nosotros si no por nuestros hijos también.
    Adelante lobo, lucha por tu tierra y sus animales, el futuro de tu hijo te lo agradecerá.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Ainhoa,

    Si amiga, es sorprendente lo mucho que se esmera el humano en alejarse de la naturaleza.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Tnf25,

    Entonces voy a seguir comiendo mucha carne jeje. Saludos amigo.

    ResponderEliminar
  25. Alma Enamorada,

    Tienes razón amiga, poco a poco se irán sumando los esfuerzos y podremos salvar nuestro planeta.

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  26. Neuri,

    Que bien que participaste en algo tan bonito.

    Y que variedad de animales tuviste.

    Yo también pienso que es beneficioso para los niños tener una mascota, quiero comprar un perrito cuando mi hijito sea un poco más grande.

    Besos.

    ResponderEliminar
  27. Luna,

    Que lindo que tus hijos sean así.

    Quiero seguir tu ejemplo, quiero que mi hijo ame la naturaleza como yo.

    Un saludo grande

    ResponderEliminar
  28. Ricardo Marin,

    Tienes razón amigo.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  29. Towanda,

    Gracias por los buenos deseos.

    Y no te preocupes, el miedo es comprensible :)

    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  30. Flor,

    Yo también amiga, mi pequeño amigo me ayudo mucho.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  31. Ximo,

    Que bien que te gustó la canción amigo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  32. Morgana,

    Mil gracias amiga por la información, me encantó el significado... ahora me gustan mucho más los colibrís.

    Un beso

    ResponderEliminar
  33. Noelplebeyo,

    Muy bien dicho.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  34. Lilith,

    Las supersticiones son muy dañinas, los tigres, los colibries, los pandas... tantos animales mueren en vano.

    Es verdad amiga, si todos hiciéramos por lo menos algo, por muy pequeñito que sea, todo estaría mejor.

    Besito

    ResponderEliminar
  35. Marce,

    Es una verdadera lástima amigo, lo peor es que los que no entienden son la mayoría :(

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  36. Sahndrah,

    Aprendí muchas cosas.

    Estoy de acuerdo contigo, ojalá la humanidad aprenda a vivir en esa armonía.

    Saludos

    ResponderEliminar
  37. Maria,

    Que bien que te haya encantado amiga. Si, vi los colibrís de tu blog, son muy lindos.

    Gracias y besos.

    ResponderEliminar
  38. Novi,

    Que bien amiga, tu y marido son admirables. Voy a seguirles el ejemplo.

    Gracias a ti amiga.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  39. Carlos,

    Me dio curiosidad de leer el texto que mencionas, voy a buscarlo.

    Gracias amigo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  40. Xaquelina,

    Gracias querida amiga.

    Un beso grande

    ResponderEliminar
  41. Gus Zuppa,

    No lo se amigo, Greenpeace hace mucho por el planeta.

    Que tiernas tus hermanas, son un ejemplo.

    Abrazo fuerte amigo

    ResponderEliminar
  42. Neuri,

    Voy a tratar de escribir algo más amiga, que bien que te haya gustado.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  43. Escarcha,

    Esa es la verdad, luchamos por nuestros hijos, y por los hijos de ellos... por el futuro.

    Gracias amiga mía.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  44. vayanse a la mierda todoa ustedes yo lo encuentro en el piso a esa cosa y la piso

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cueva y dejar tu huella :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...