Buscar en esta cueva

jueves, marzo 31, 2011

Mis experiencias como Onironauta

Gracias a mi querida amiga Neuriwoman quiero retomar un tema que me apasiona mucho: El onironautismo.

Escuché este término de un amigo hace mucho tiempo, cuando Internet todavía era un recurso casi inaccesible en mi país. Hoy existe mucha información al respecto, por lo que voy a evitar hablar de las teorías y de las diversas técnicas que existen, solo quiero contarles mi experiencia personal.

El onironautismo o la onironáutica, en palabras sencillas, es la técnica que permite tener sueños lúcidos voluntariamente. Los sueños lúcidos o sueños conscientes son aquellos sueños donde nos damos cuenta que estamos soñando, pero esto es tan excitante que la mayoría de las veces nos despertamos inmediatamente. El onironautismo permite sobreponerse a esa excitación y permanecer en el sueño lúcido, y lo más importante de todo, tener control sobre los acontecimientos que suceden en el mismo.

En los sueños no existen límites, en ellos uno puede dejar volar la imaginación, por este motivo los sueños lúcidos controlados pueden tornarse en aventuras fantásticas donde todo puede ser posible.

Debo confesar que mi primera motivación para practicar el onironautismo fue el poder soñar con una mujer de la que estaba enamorado... era demasiado joven en ese entonces, mis prioridades rozaban el absurdo.

Mis primeras experiencias se basaron en una pequeña guía que el mismo amigo me proporcionó. En ella lo primero que aprendí fue a recordar mis sueños (lúcidos o no). Sin esta primera capacidad, el tener sueños lúcidos no tendría sentido ya que no podríamos recordarlos.

La técnica para recordar sueños es muy conocida y muy simple... ya la comentó mi amiga Neuriwoman...  consiste en llevar una bitácora de sueños, es decir,  anotar todo lo que uno logre recordar de un sueño justo después de despertar, aunque esto sea solo una palabra. Y no importa si el texto tiene coherencia o es legible... yo lo hacía sin encender la luz... la clave está en el proceso mental relacionado a la escritura, que hace que los pedazos de sueño recordados no solo se preserven en el papel sino que también se trasladen de nuestra memoria de corto plazo a la permanente.

Esta técnica es infalible, si uno es constante con la bitácora, cada día que pasa será más fácil recordar los sueños, y no solo el que ocurrió antes de despertar sino los que uno tuvo en el transcurso de toda la noche.


Luego de esta tediosa fase pude pasar a lo mejor... los sueños lúcidos.

la técnica para inducir sueños lúcidos se aprovecha de la facilidad que tenemos las personas de seguir hábitos enfermizos. Consiste en acostumbrarse a comprobar la realidad.

Ya se habrán dado cuenta que en los sueños todo parece normal, y aunque estemos en una situación imposible donde la puerta de tu habitación te puede transportar mágicamente a cualquier lugar, o las personas tengan cabezas de animales, nada parece sorprendernos, y nos comportamos como si estuviéramos despiertos.

Este hábito de comprobar la realidad nos permite desarrollar la habilidad de diferenciar entre la realidad y los sueños.

En el onironautismo existen muchas formas de comprobar la realidad, yo probé solo una, y fue la de consultar mi reloj de pulsera en periodos constantes de tiempo, por ejemplo: cada media hora... después de hacerlo unas decenas de veces, este hábito se vuelve automático, casi un reflejo. Lo interesante de estos hábitos obsesivos es que ellos también se repiten mientras soñamos.

El consultar el reloj tiene una ventaja adicional; nuestros sueños son como una Matrix, una realidad virtual simulada por nuestro cerebro, pero como todo, esta simulación tiene sus pequeños y casi imperceptibles defectos, en ella el tiempo no es coherente. Gracias a esto, el reloj hará evidente la falla dentro del sueño y sabremos que no estamos en la realidad.

La primera vez que me pasó miré el reloj y en lugar de la hora solo pude ver letras extrañas... estaba soñando!!!... pero el susto fue tan grande que me desperté con taquicardia :(

Solo ese detalle me faltaba, vencer el primer impacto... para esto se utiliza la sugestión, que es simplemente mentalizarse y repetirse antes de dormir que no nos vamos a asustar... algo así como el clásico "no me va a doler" del Chapulín Colorado... y aunque parezca una tontería puedo decir que realmente funciona, porque después de no muchos intentos, por fin pude experimentar mi primer sueño lúcido, pero, para decepción mía, fue muy aburrido. Sabia que estaba en un sueño pero no podía hacer nada interesante, no sabia cómo... lo único que hice fue caminar y caminar por calles inexistentes, conociendo mejor la ciudad de mis sueños (no se si será algo común, pero en mis sueños los acontecimientos casi siempre se desarrollan en la misma ciudad)

En las siguientes ocasiones pude hacer más cosas, como volar por ejemplo... siempre que tengo un sueño lúcido lo primero que hago es volar, no hay cosa que me guste más hacer.

Pero, después de practicar un tiempo tuve la impresión de que algo estaba mal, no me sentía bien, y no era agotamiento, era algo difícil de explicar.

Y es que los sueños cumplen un papel muy importante para nuestra salud mental... durante el transcurso del día nuestra mente se llena hasta el tope de información, y las preocupaciones, miedos, emociones lo complican todo más aún. Los sueños permiten reorganizar todas nuestras ideas, nos llevan a un punto limpio y relativamente estable, que nos permita comenzar un nuevo día.

Las imágenes y experiencias que genera nuestra mente tienen como objetivo primordial provocarnos una serie de sentimientos que permitan equilibrar nuestras emociones. El contenido del sueño en si no tiene mucha importancia, por lo que puede no tener ninguna lógica.

Se han realizado muchos experimentos para comprobar la importancia que tienen los sueños, en uno de ellos se estudió los efectos que tenía el evitar que un grupo de personas voluntarias soñara, a estas se les permitía dormir, pero no soñar... es decir no se les permitía llega a la etapa REM que es donde se dan los sueños. Después de un par de noches los efectos fueron evidentes, los voluntarios se volvieron agresivos, torpes, paranoicos... se llegó a la conclusión de que la falta de sueño lleva sin lugar a dudas a la locura.

No se ha estudiado mucho acerca de los efectos negativos del onironautismo, y las personas que lo practican regularmente parecen normales, pero yo pienso que al controlar los sueños uno está alterando un proceso natural de equilibrio mental, que a la larga puede tener consecuencias trágicas e irreversibles. Por este motivo he dejado de practicar está fascinante disciplina.

(todas las imágenes de este post fueron tomadas de Internet)

viernes, marzo 25, 2011

Cerca de mi casa... aunque no lo crean

Vivo en una ciudad rodeada de montañas, por esta razón la llaman el valle, el valle de Cochabamba (ese es su nombre). La casa donde actualmente vivo se encuentra muy cerca del inicio de una de esas montañas, casi subiendo por la ladera... cada día hago mucho ejercicio forzado en las pocas cuadras que debo caminar :(.

Aún así, mi barrio tiene una apariencia bastante común, en el solo se puede ver casas y calles... la naturaleza es visible en la distancia pero parece inalcanzable.

Pero hace unos días mi esposa me comentó que no mucho tiempo atrás ella solía ir a bañarse a un río que no estaba muy lejano, yo me quedé muy curioso al respecto y le pedí que me llevara al lugar para ver como era.

Cuando llegué ahí me quedé sin habla, no podía creer que vivía tan cerca de un lugar tan bonito, y me dio mucha rabia haberme enterado de su existencia después de tanto tiempo.

No pude esperar nada y el anterior fin de semana regresé allí, y pasé un momento muy lindo en compañía de las personas que más quiero.

Quiero compartirles algunas fotos de mi aventura:




Parece mentira que tan cerca de la ciudad se encuentre un lugar tan diferente, casi inhóspito... toda una singularidad en un universo citadino.

Al llegar uno se encuentra con una cañada ancha en medio de la cual corre un río aparentemente inofensivo, pero las enormes piedras dispersas por todo lado delatan el poder que alcanzó en otras épocas.

Lo primero que me impresionó al llegar fue un hermoso árbol aferrado a una de las paredes de la cañada, con todas sus raíces afuera, no entiendo como sobrevive.




Me acompaño al lugar mi sobrina, que se la puede ver pequeñita en la foto central... mi hijo pasó un momento muy feliz en contacto con la naturaleza.




Aquí está el con mi sobrina, solo haciendo de las suyas y con mi esposa... todos mis amores juntos.


Yo me animé a bañarme en una pequeña cascadas que encontramos río arriba.... hasta mi perro nos quiso acompañar :)

Y esta es mi foto preferida... mi bello hijito sintiendo con sus piecesitos la tibia arena del río.

Yo tomé este paseo como un festejo por el día del padre... el mejor.

Lo que me dejo un poco triste fue que este año mi sobrina no me invitó a las actividades que hicieron en su colegio por el día del padre... me invitaba todos los años... supongo que está creciendo... que lástima.

Les mando un saludo grande a todos.


"The real voyage of discovery consists not in seeking new lands but seeing with new eyes" Marcel Proust

viernes, marzo 18, 2011

Colibrí

Uno de los sueños más anhelados que tengo, es poder dedicar gran parte de mi vida a una causa ecológica... ser un verdadero eco-activista... pero por ahora todo lo que he podido hacer ha sido a través de Internet.

Nadie me toma en serio cuando comento mi anhelo, no conciben que alguien pueda soñar con algo tan poco "productivo".

Mi amor por la naturaleza esta vigente desde que tengo uso de razón, recuerdo que de muy niño pasaba horas viendo (por que no sabía leer) unos libros de animales que teníamos en casa. Más adelante, en la escuela, mi principal motivación fueron las excursiones o paseos fuera de la ciudad, y no por los juegos o actividades que generalmente se hacían, sino por estar en la naturaleza, de hecho, recuerdo varias ocasiones en las que prefería ir a caminar solo, explorando, que quedarme jugando con mis compañeros de curso. (ya era un extraño lobito solitario desde entonces) .

Pero irónicamente no soy vegetariano, y no pienso serlo, pues considero que es totalmente natural el comer carne, y no me siento mal por hacerlo; los humanos somos depredadores, y no muy diferentes de un león o un tigre, solo hemos aprendido a cocinar nuestros alimentos, y utilizar algunos utensilios... cuando miro una mesa llena de personas comiendo, aunque lo estén haciendo muy educadamente, veo simples depredadores alimentándose en manada, solo que de una forma muy "elegante"... y tal vez bastante ridícula desde una perspectiva animal... estoy seguro que si un león pudiera pensar y nos vería comiendo se moriría de risa.

Las cosas que odio y que condeno son: la cacería como deporte, las ropas hechas con pieles de animales, las peleas de gallos, las corridas de toros, la venta de marfil, la pseudo-medicina basada en partes de animales exóticos, y todas esas cosas irracionales que están destruyendo la naturaleza.

Pero, por suerte la ecología se a puesto de moda, y el Internet ha facilitado la publicación masiva de denuncias o campañas... quizás esto no es suficiente, pero es un gran avance.

El título del post tiene que ver con una inolvidable experiencia “ecológica” que tuve hace muchos años. Un día, mientras caminaba despreocupado, divisé algo extraño en el suelo, parecía un insecto, me agaché para verlo mejor y descubrí sorprendido que se trataba de un pichón de Colibrí muy pequeñito. Lo tomé cuidadosamente entre los dedos y lo llevé a mi casa. Al llegar me quedé contemplándolo maravillado, no podía creer que tenía entre mis manos un animal tan fascinante... los colibrís o picaflores son como estrellas fugases, su increíble velocidad hace que sea muy difícil observarlos con detenimiento... no tenía idea de como iba a hacerlo, pero decidí "adoptarlo" por el tiempo que sea necesario para que crezca y pueda valerse por si mismo... pero no le puse un nombre, no se porque.

Primeramente investigue todo lo que pude al respecto, y descubrí que cuidar a un Colibrí era muy complicado, por su metabolismo acelerado estas aves necesitan alimentarse cada hora durante todo el día. Yo no podía dedicarme a alimentarlo todo el tiempo (por mis estudios) así que decidí tratar de enseñarle a comer solo, y se me ocurrió hacer unas flores artificiales de papel de colores, a las cuales hice un orificio en el centro, por el cual se podía llegar a un recipiente con alimento preparado con agua y miel (todo esto fue invención mía, la información que tenía era demasiado limitada, no tenía Internet en ese entonces).

Como casita para el colibrí utilizé una canasta rectangular de ropa que tenía en mi cuarto, sus paredes eran transparentes porque estaban hechas de una red de hilos, era suave y muy espaciosa (yo podía entrar en ella acuclillado), era perfecta. Puse la canasta boca abajo y colgué en sus paredes las flores que hice.

La idea de las flores parecía demasiado simple y tonta, ni siquiera sabía como iba a enseñar al colibrí a comer... pero en fin, no pensé más y tomé al colibrí en una mano, lo acerqué a una de las flores y metí su  piquito a través del orificio y pude sentir sorprendido que el comenzó a tragar el alimento, no podía creer que funcionara, lo alimenté así un par de veces. Y de pronto, mientras estaba alimentándolo nuevamente, el abrió sus pequeñas alas y se desprendió de mi mano, y comenzó a volar zumbando... sus alas provocaban una pequeña brisa... y así se quedó bebiendo su alimento sin mi ayuda, flotando en el aire como si de magia se tratara... fue muy emocionante.

Cada día llegaba corriendo a mi casa para ver a mi diminuto amigo, y cuando entraba a mi cuarto el colibrí volaba hacia la sima de su casa, me miraba y hacia un pequeño sonido, casi imperceptible que yo tomaba como el más lindo saludo, me metía en su casita y me quedaba con el mucho tiempo, el volaba a mi alrededor y se posaba en mis manos, en mis hombros, en mi cabeza... mientras yo lo observaba sonriendo, extasiado.

Pero cometí un error imperdonable, todos los días cambiaba su alimento cuidadosamente, pero olvidaba lavar los recipientes, que poco a poco fueron contaminando el alimento, y sin que yo lo notara el colibrí dejó de alimentarse y finalmente murió.

Cuando lo encontré muerto no comprendí que había pasado, pero no fue difícil encontrar la causa... me sentí tan mal... no pude evitar llorar de tristeza y de rabia por haber sido tan descuidado.

Esta experiencia no tuvo un final feliz, pero me hizo descubrir algo muy fuerte dentro de mi, algo que me hacia sentir realizado.

Quizás a muchos no les parezca gran cosa un "bicho" tan insignificante, pero para mi fue un privilegio el poder admirar de cerca a una de las criaturas más hermosas de la tierra.

...

Siempre que escucho esta canción me acuerdo de mi pequeño amigo, y aunque la letra es más social que ecológica la quiero poner en este post, para decorarlo un poco :)... leí por ahí que la última línea del estribillo "ala de colibrí para la cura" puede hacer referencia a una creencia de los chamanes que consideran que las alas de colibrí pueden curar cualquier cosa, porque estos animales representan el amor y la pureza.

Silvio Rodriguez - Ala de colibrí

Hoy me propongo fundar un partido de sueños,
talleres donde reparar alas de colibríes.
Se admiten tarados, enfermos, gordos sin amor,
tullidos, enanos, vampiros y días sin sol.

Hoy quiero patrocinar el candor desahuciado,
esa crítica masa de Dios que no es pos ni moderna.
Se admiten proscritos, rabiosos, pueblos sin hogar,
desaparecidos, deudores del banco mundial.

Por una calle
descascarada,
por una mano
bien apretada.

Hoy voy a hacer asamblea de flores marchitas,
de deshechos de fiesta infantil, de piñatas usadas,
de sombras en pena -del reino de lo natural-
que otorgan licencia a cualquier artefacto de amar.

Por el levante,
por el poniente,
por un deseo,
por la simiente,
por tanta noche,
por el sol diario,
en compañía
y en solitario.

Ala de colibrí,
liviana y pura.
Ala de colibrí
para la cura.

viernes, marzo 11, 2011

Conexión


Es muy triste lo que está pasando en Japón, pero por suerte es un país muy preparado, la gente sabía que hacer y gracias a su disciplina pudieron reaccionar de la mejor manera.

Hace mucho tiempo, quizás más de cinco años, leí un artículo acerca de un Tsunami sucedido en Sri Lanka en el que los responsables del medio ambiente de esa región se sorprendieron al no encontrar evidencias de muertes de animales a causa del Tsunami, a pesar de que las olas gigantes se adentraron casi tres kilómetros en uno de sus parques nacionales llamado Yala, que es una de sus mayores reservas naturales donde habitan cientos de elefantes, orangutanes y felinos.

Luego del Tsunami, el mar devolvió cientos de cuerpos de personas, pero no pudo encontrarse ningún animal. Uno de los directores del departamento nacional de vida salvaje de Sri Lanka llamado H.D. Ratnayake dijo: "Ningún elefante está muerto, ni siquiera una liebre o un conejo".

Ya se conocen miles de casos similares al de Sri Lanka, y se han realizado muchos estudios para determinar como los animales presienten los fenómenos climáticos, pero hasta ahora no se ha podido descubrir nada específico.

De alguna manera los animales mantienen una “conexión” muy estrecha con el planeta que les da la capacidad de escuchar los rugidos o quejidos de la tierra.

Me pregunto como será la sensación de sentir algo fuera de tu cuerpo, es algo que ni siquiera puedo imaginar... pero me gusta pensar que la tierra con todos sus habitantes (excepto nosotros por supuesto) es como un sistema vital, como un "super" ser vivo formado a partir de muchos otros seres... la madre-tierra... y cuando este ser sufre algún daño, el dolor es transmitido a todos sus integrantes como si de una red nerviosa se tratase. Obviamente esta idea es mi forma romántica de ver algo que no puedo entender, algo que mi mente de mamífero "evolucionado" a olvidado hace mucho tiempo.

Y es que nosotros, los humanos, sumergidos en nuestros ínfimos problemas (pero que nosotros consideramos muy importantes, más importantes que el planeta incluso), hemos perdido la "conexión" hace mucho tiempo, porque hemos dejado de prestar atención al mundo que nos rodea, y a pesar de todos nuestros avances y progresos hemos llegado a ser los seres vivos más vulnerables e indefensos de la tierra.

miércoles, marzo 02, 2011

Generaciones

Vivo en la casa de mi suegro, me gustaría vivir en un lugar independiente pero por ahora debo aceptar toda la ayuda que venga, en mi trabajo no me pagan muy bien y mi esposa no trabaja.

Mi suegro es un hombre callado, bastante anticuado, que creció sin el amor de unos padres, ganándose la vida como pudo. Interrumpió sus estudios cuando todavía era niño, por lo que tal vez no tiene muchos conocimientos "convencionales" pero la vida le enseñó mucho... su sabiduría es mucho más práctica que la de muchos eruditos. Desde que llegué a "su" hogar, y a pesar de haberme casado con su única hija, me apoyó mucho y me hizo sentir parte de su familia.

Pero, no obstante este buen panorama, existen muchas complicaciones debido al choque de generaciones que vivo en mi nueva casa. existe un constante enfrentamiento (bastante pacífico por suerte) de ideas entre el y yo, y aunque el es bastante condescendiente y flexible, las cosas no siempre terminan en un claro acuerdo.

Cuando nació mi hijo por ejemplo, mi esposa y yo decidimos que seguiríamos la tendencia de los pediatras a nivel mundial que recomiendan alimentar al bebé exclusivamente con leche materna hasta sus seis meses, pero los suegros tenían la impresión de que mi hijito no se estaba alimentando bien, comentaban: "está muy flaquito" o "no está creciendo" o "está llorando por hambre", mi esposa y yo les repetíamos hasta el cansancio que el bebé estaba bien de peso, de estatura y de todo, ellos parecían entender, pero pronto descubrimos que en los momentos en los que ellos se quedaban cuidando al bebé lo alimentaban a escondidas con leche de fórmula (es decir la artificial que viene en latita)... al enterarnos pudimos entender porque el bebé había tenido tantos cólicos, y porque le costaba tanto dormir... mi esposa habló con ellos para que nunca más se repitiera el incidente.

Para mi es muy complicado criticar alguna cosa que me parece incorrecta, sobre todo porque esa no es mi casa, pero mi condición de padre me ha obligado a hacerlo, y como consecuencia las relaciones han quedado un poco delicadas.

Podría dar muchos ejemplos de este conflicto, pero el más fuerte para mi es el que surge cuando mi suegro quiere llevarse a mi hijo en su automóvil. En primer lugar debo contarles, no sin sentir un poco de vergüenza, que vivo en un país donde todavía no es obligatorio utilizar cinturón de seguridad ni llevar a los bebes en la parte de atrás de los autos. A pesar de esto, he decidido copiar algunas costumbres de otros países, porque me parecen muy adecuadas para cuidar la salud de mi hijo, pero no es fácil hacer entender esto a mi suegro que considera esas medidas demasiado exageradas, o como el diría: "cosas de gringos".

Y como ese ejemplo hay muchos más, y estoy seguro que a medida que crezca mi hijo seguirán aumentando... ya tuve una charla sobre el "no quiero que a mi hijo tenga castigos físicos" (ya que en mi país también es muy común utilizar la fuerza bruta en la educación de los hijos), que quedó medio "on-hold" porque creo q no me tomó muy en serio.

Yo soy bastante diplomático y tranquilo, por lo que por ahora he podido solucionar los conflictos sin que estos afecten mi relación con el suegro, pero me asusta un poco pensar en todas las cosas que tendré que enfrentar en el futuro. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...