Buscar en esta cueva

viernes, febrero 04, 2011

Lluvia

Está lloviendo muy fuerte, mientras yo escribo esto sentado en mi oficina... que hermosa es la cuidad bajo la lluvia... hace un momento tuve que caminar un poco desde el autobús hasta la puerta de mi trabajo, pero al contrario que la mayoría de las personas a mi alrededor, lo hice en cámara lenta, disfrutando al máximo de la lluvia... me encanta caminar bajo la lluvia.

Uno de mis recuerdos favoritos es de un día que decidí caminar bajo la lluvia al regresar a mi casa después de haber ido a la universidad (arruiné muchos cuadernos de estudio por culpa de esas caminatas mojadas)... llovía mucho, y en un momento dado, me dieron ganas de abrir los brazos y caminar mirando hacia el cielo, riendo de felicidad, pensé que estaba solo, porque la gente normalmente se escapa de las lluvias, pero cuando baje la vista, vi que delante de mi se encontraba a no mucha distancia, una chica que también caminaba con los brazos abiertos bajo la lluvia... nos descubrimos casi al unisono, y nos reímos avergonzados... no dijimos ni una palabra al encontrarnos y continuamos caminando en nuestras direcciones (opuestas)... en ese instante pensé: "esa era mi alma gemela".

Siempre he relacionado la lluvia con el amor, de hecho, cuando era adolescente, escuchaba mucho una canción de Ricardo Montaner llamada "Tan enamorados", y mi parte favorita era una donde decía "...Y cuando llueve te gusta caminar, vas abrazándome, sin prisa, aunque te mojes..." lo se, suena ridículo, pero era el ideal de romance que tenía en ese entonces.

Más adelante, cuando tuve mi primera decepción amorosa seria, la lluvia fue la compañera que me ayudó a disimular mis lágrimas... recuerdo que lloré con todas mis fuerzas bajo una de las lluvias más torrenciales que he visto en mi vida... ahora me avergüenzo un poco de haber gastado tantas lágrimas por razones tan tontas, comparadas con otras que sucedieron después.

Otra de mis locuras de chico rebelde fue la que hice en una ocasión, y tal vez fue una copia barata de la escena de Forrest Gump en la que el Teniente Dan reta a Dios para que hunda su bote camaronero con una tempestad, pero fue espontanea, me dieron ganas de gritar contra la lluvia, retar a la naturaleza y caminé con gritos de "esto es todo lo que tienes!!!"... "vamos!!!"... "no puedes vencerme!!!"... y a medida que gritaba sentía como me era más difícil vencer la fuerza del agua, ya casi no podía caminar... al final sentí miedo y me callé... jeje... era un chico muy loco.

Hoy puedo decir que he hecho realidad la escena romántica de mi adolescencia, un día convencí a mi esposa (antes de casarnos) de caminar bajo la lluvia y nos besamos por unos minutos inolvidables... lo malo fue que después ella se resfrió, por lo que me sentí bastante culpable.

Hace poco mi hijo descubrió la lluvia, salimos a pasear en un día nublado, y mientras estábamos esperando el autobús comenzó a llover muy poquito... mi hijo estaba en mis brazos, y cuando le empezaron a caer las primeras gotitas de agua en su carita, sonrió y levantó la mirada hacia el cielo, alzó sus manitas y se quedo muy sorprendido... presenciar ese instante fue muy emocionante.

Dentro de un momento debo salir a la calle... tengo que llevar a mi hijo al médico para su control habitual... y voy a ir caminando porque por suerte aún sigue lloviendo.

25 comentarios:

  1. Bueno, la lluvia es hermosa, aunque yo siempre la he asociado a los momentos tristes de mi vida, esos días en los que miro como se pegan las gotas de lluvia al cristal de mi ventana. A mí me encantaba una frase que decía "no quiero a un hombre que me ofrezca un paraguas cuando llueva, quiero a un hombre al que no le importe mojarse conmigo bajo la lluvia". También me he resfriado muchas veces por caminar bajo la lluvia, pero siempre termino de buen humor, es como si caminar bajo la lluvia me limpiase por dentro, ayudándome a encontrar un poquito de paz interior :)

    ResponderEliminar
  2. Que preciosidad de entrada caminando bajo la lluvia. Creo que uno se toma la lluvia según las primeras experiencias con ella, y estoy segura de que Fabio también va a disfrutar como tu cuando llueva sobre vosotros.

    Yo soy más de tormentas, rayos y truenos...me gusta ver la fuerza de la naturaleza más que pasear apaciblemente bajo la lluvia. Quizas porque vivo en un lugar que llueve poco, y cuando lo hace suele ser de golpe.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Mira que a mi también me encanta la lluvia...me da gusto leer algo tan personal eso me ayuda a conocerte un poco mas...cuida mucho a tu angelito y le das un enorme abrazo de parte mia...Dios bendiga tu hogar siempre..feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  4. Coincidimos en lo maravillosos que es caminar bajo la lluvia, aunque a veces algunas cosas se arruinen por quedar mojadas, no es nada que no pueda componerse con un pocvo de sol..sal y camina, disfruta la vida.

    ResponderEliminar
  5. Hola de nuevo, queria decirte que tienes un premio a tu blog y a tu persona esperando a ser recogido.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Atrapa esa relación lluvia-amor, tan presente en momentos decisivos de las situaciones que cuenta en su texto. Me hizo acordar de Manzanero: "esta tarde vi llover/vi gente correr/ y no estabas tú..." Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  7. Tu hijo ha sacado tu gusto por la lluvia, a disfrutarla en compañía de él siempre cuidando que no se enferme jeje.


    Beso Carlo.

    ResponderEliminar
  8. bellisimo! me encantó!
    muchas gracias por compartir,hacia mucho que no estaba comentando,a quien son mis seguidores!
    un abrazo enorme,besos
    GRACIAS POR COMPARTIR!
    lidia-la escriba

    ResponderEliminar
  9. Jamás he entendido por qué la gente corre bajo la lluvia, como si fueran a disolverse. Comparto el gusto por la lluvia, por el placer de mojarse con ella,y compartirlo con la pareja me parece la escena más romántica jamás imaginada, mejor que compartir una puesta de sol.
    Me ha parecido preciosa esta entrada, ha traido a mi mente bellas imágenes, así como una sonrisa al imaginarme a tu hijo descubriendo la lluvia por vez primera. Creo que es un niño afortunado porque tu, al contrario que muchos padres, le haces sentir, descubrir, disfrutar de lo que este mundo nos ofrece, compartiendo estos preciosos momentos de aprendizaje.

    ResponderEliminar
  10. Ainhoa,

    Muy linda la frase, veo que me entiendes bien, estamos sintonizados :)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Neuriwoman,

    A mi también me gustan las tormentas, y esa fragilidad e insignificancia que uno siente al estar bajo una.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Alma enamorada,

    Me gusta dejarme llevar por el momento, y escribir sin pensar mucho.

    Gracias.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Toño,

    Que bien que te guste también.

    Tienes razón... con un poco de sol :)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Neuriwoman,

    Ya pasé por mi premio, muchas gracias amiga... el fin de semana me desconecto un poco.

    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  15. Carlos Augusto Pereyra Martinez,

    Gracias por la visita y por el comentario.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. La Malquerida,

    Vamos a disfrutarla, sin enfermarnos :)

    Beso Flor.

    ResponderEliminar
  17. lidia,

    Gracias lidia, gracias por visitarme y comentar.

    Un abrazo de lobito :)

    ResponderEliminar
  18. Sahndrah,

    Es bueno encontrar a otra persona que ve romántico el pasear bajo la lluvia... compartir la puesta de sol es muy hermoso, pero se ha convertido en una escena romántica demasiado comercial.

    Que bien que te haya gustado mi entrada amiga.

    Te mando un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Hola Carlobito. Vine a conocerte.
    Muy bueno tu "Acerca de mí".
    Veo aquí a dos personitas a las que aprecio mucho.

    Saludos. Regresaré a leer más.

    ResponderEliminar
  20. Luna,

    Bienvenida a mi cueva, espero que seamos buenos amigos.

    Un aullido-saludo :)

    ResponderEliminar
  21. Me gustan tus formas, yo sigo buscando un c amor bajo la lluvia.

    ResponderEliminar
  22. Xaquelina,

    Ya lo encontrarás... o quizás ya lo encontraste. Tranquila.

    Gracias por la visita.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. Las gotas de lluvia caen por la mejilla del cristal
    A mi también me encanta caminar bajo la lluvia y cuanto mas fuerte mejor y lo divertido que es romperle los esquemas a la gente tan convencionales, tan aburridas. Siempre odie que mi madre llevara con un paraguas yo queria mojarme queria fusionarme con la naturaleza queria ser libre ahora afortunadamente lo soy y me mojo mi web:javiersanzfotografia.com

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cueva y dejar tu huella :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...