Buscar en esta cueva

viernes, enero 21, 2011

...estás bien?

Siempre he sido una persona solitaria. Cuando era niño pensé que la única razón de esta forma de ser era mi timidez crónica, pero con el tiempo me fui dando cuenta que ser tímido no era un problema, ya que solamente me afectaba en el primer instante de conocer a alguien, una vez pasado ese momento la timidez quedaba en el olvido.

Mi personalidad solitaria resulto ser mucho más profunda, jamás me interesó tener muchos amigos, ni ser aceptado o ser popular, me sentía bien cerca de los pocos amigos que tenía.

Cuando llegué a la encrucijada -- a esa edad crítica por la que pasa todo adolescente -- gracias a mi forma de ser me fue fácil evadir la influencia de los infaltables grupos de amigos que no tienen otra forma de divertirse que no sea tomando y fumando, al principio me aceptaron a medias, pero poco a poco dejaron de invitarme a sus reuniones en las que estar sobrio no tenía sentido.

Más adelante fui conociendo otro tipo de personas, con las que pude entenderme bastante bien -- mujeres generalmente, no se porqué -- pero ninguna amistad duró demasiado. Y finalmente, fui perdiendo a los pocos amigos fieles que me quedaban por culpa del amor... me enamoré de la que ahora es mi esposa y me olvidé completamente de todo y de todos.

Actualmente ya no me quedan amigos, en mi trabajo comparto la oficina con mucha gente, pero no he podido entablar amistad con nadie. Solo digo unas cuantas palabras cada día para saludar y despedirme de las personas que están más cerca de mi escritorio, y también para dar mi reporte técnico en las reuniones semanales que tenemos. Tal vez una de las causas principales de mi soledad, en general, es que me he acostumbrado a que los demás tomen la iniciativa para iniciar una conversación. Pero en relación a mi trabajo, debo decir en mi defensa, que si lo he intentado, he tratado de hablar con algunas personas, pero he tenido la mala suerte de caer en un grupo de personas muy trabajadoras, que parecen más robots que humanos, con ellos no hay oportunidad de hablar de nada que no sea de asuntos de trabajo. 

En mi casa, mi esposa es muy callada, no está acostumbrada a conversar. Cuando hablamos me siento como en un monólogo, ella no participa mucho, tal vez por eso he aprendido a callarme también. Si hablamos, hablamos de cosas obligatorias, del bebé o de los quehaceres de la casa por ejemplo. 

Y cuando visito a mis hermanos me dedico solo a escucharlos porque tienen demasiados problemas.

Hace mucho que nadie sabe nada de mi... a veces cuando tengo que quedarme hasta más tarde en el trabajo y voy camino hacia mi casa por alguna calle oscura,  deseo que suene el celular y que alguien pregunte si estoy bien... creo que todavía tengo esa necesidad, tal vez inmadura, de que alguien se preocupe por mi.

34 comentarios:

  1. Bueno... si algún día dejas de publicar en este blog, me preocuparé por ti :)
    Tus palabras me han recordado a mi pasado, pues siempre he estado sola por "decisión propia". Siempre he sido solitaria, me cuesta a adaptarme al ritmo de los demás, y los demás son incapaces de adaptarse al mío. Además, cuando era adolescente no me gustaba beber ni fumar, así que me aburría si salía con mis compañeros. Me he pasado años encerrada en mi habitación, aburrida, cansada del mundo que me rodeaba. Muchos me dicen que mi habitación es mi pequeña cueva. Por supuesto, lo he pasado realmente mal durante años. Pero ahora, me alegro de haber tomado la decisión de ser yo misma, de aceptar mis supuestas "rarezas". Y lo más importante, de no acceder a ser como los demás para que me aceptasen. Ahora, me siento orgullosa de ser diferente.

    ResponderEliminar
  2. lo interesante es si estás conforme contigo mismo...las relaciones, eso sí, deben ser cuidadas y no pasa por mostrar interés, vulnerabilidad, que al fin y al cabo tenemos todos

    un saludo

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. ...


    las rutinas modernas nos han modificado,...


    mucho!


    Xhaludos!



    www.xhabyra.com

    ResponderEliminar
  5. No es que el silencio sea malo, pero si es de pronto bueno el hablar, insiste amablemente, trata de establecer un dialogo mas allá del bebe y la casa, de ustedes..bueno es un consejo que no pediste, pero ahí esta..

    ResponderEliminar
  6. Es increible cuanta gente esta callada, con la cantidad de cosas que tienen que decir.

    Yo personalmente si quiero que me hables, en este caso que me escribas. Porque además me interesa lo que tienes que contarnos. Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Ainhoa, me haces sentir mejor, gracias :)

    Yo también me siento orgulloso del camino que tomé... que bien que me entiendes.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Noelplebeyo, estoy feliz conmigo mismo.

    No cuidé mis amistades y me arrepiento mucho por ello.

    Gracias por la visita.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. El Xhabyra, totalmente de acuerdo, a veces pienso que he nacido en una época equivocada.

    Un Xhaludo

    ResponderEliminar
  10. Toño, esa es mi prioridad, creo q el haberme quedado sin amigos no es tan crítico como el no poder hablar en mi propia casa... muchas gracias por el concejo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Maria, gracias amiga, es bueno tener amigos aqui... mi cueva es mi refugio.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  13. Bueno, algo parecida es mi vida, a lo largo de toda ella fui perdiendo mis amistades y casi el contacto con familiares, pero fue decisión mía, no me gusta aferrarme a lugares concretos, me gusta cambiar de ambientes, vivir en diferentes lugares y la consecuencia que tiene es que vas dejando amistades en el camino y te distancias de la familia. Aunque lo más positivo es que mi marido es como yo, dos locos de la aventura. Pero a veces si echo en falta lo que tú dices, que suene el móvil, que alguien que no sea sólo mi marido se acuerde que sigo en algún lugar de la tierra.

    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  14. Gemma, te envidio, yo siempre soñé con pasar así mi vida, viajando, conociendo... de aventura en aventura.

    Gracias por la visita.

    Un abrazo de lobo para ti :)

    ResponderEliminar
  15. MARCA TÚ... ENTONCES LLAMA TÚ... ES EL PRIMER PASO... ESCUCHAR TUS PALABRAS ME SABE A MELANCOLÍA... Y LA MELANCOLÍA SUELE SER BONITA... HERMOSAMENTE TRISTE... ES BUENO QUE LA COMPARTAS...

    UN ABRAZO...

    ResponderEliminar
  16. Blanca, no quiero forzar las cosas, si no se dan naturalmente quiero que se queden así.

    La melancolía tiene un sitio muy grande en mi corazón... y creo q siempre lo tendrá.

    Gracias por la visita y bienvenida a mi cueva.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Esta es una entrada que me hizo reflexionar, yo me he vuelto una solitaria, una ermitaña, que esta un poco harta del mundo, por todas las cosas que he vivido, pero también es cierto que siempre me costo trabajo relacionarme, si me reventé y tuve muchos conocidos,pero amigos de verdad muy muy pocos aun con ellos soy y fui algo reservada, siempre me a costado trabajo relacionarme, soy medio friki, mi psiquiatra insiste en darme píldoras para la felicidad, pero esa parte melancólica siempre estuvo en mi, con el tiempo aprendí a aceptar esa parte mia, y a disfrutar mi soledad, aunque aveces la soledad pesa un poco caminando en las calles solitarias o cuando las luces se apagan y me quedo sola en mi habitación. Un besito

    ResponderEliminar
  18. Lilith, yo también disfruto de mi soledad pero, como bien lo dices, existen momentos y circunstancias que la hacen inevitablemente pesada.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. fijate que yo tambien fui solitario pero nadamas de niño....fui hijo unico y siempre solo en la casa....con decirte que para que el perro jugara conmigo tenia que colgarme una chuleta en el cuello.....

    hoy en dia soy muy social....

    buen blog compadre te sigo!!!

    ResponderEliminar
  20. P'pito, jajaja espero que el perro no haya fallado nunca ;)

    Q bien que seas social, las cosas suelen ser más fáciles así.

    Gracias por tu visita y bienvenido a mi cueva.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Soy parecida a ti, me llamo mucho la atención que hablaras sobre un punto importante. Pues por ser como eres (somos muchos) nos evitamos las malas compañias como en esa etapa tan critica que llega a ser para muchos.
    Ya que por ejemplo, mi hermano es muy social, hasta popular pero por lo mismo aunque afortunadamente no es un vicio para él, si ha llegado a casa tomado, por seguirle el juego a los demás. Cosa que yo por ser timida y seria a la hora de relacionarme prefería que me tacharan por antisocial que ser una más de las que se salian de pinta de la prepa o ahora en la U y se iban con todos los chicos a tomar.

    Ahora también he llegado a sentirme rara por lo mismo, ya que ahora que estoy en mi último semestre antes de terminar mis estudios me pongo a analizar y prácticamente no tengo amigos en la U solo me limito a ser buena compañera y hasta ahí. Solo que yo al contrario de ti hablo hasta por los codos apenas "socializo" con alguien =P

    Nada es tan bueno o tan malo, y eso de estar en un punto medio no lo creo punto negativo.

    ResponderEliminar
  22. Socia, me parece muy bien que te hayas mantenido firme, es algo q tiene su precio pero también te da satisfacciones.

    Pronto encontrarás buenos amigos, y más si tienes ese punto a tu favor, el de ser habladora ;)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Bueno aqui lo más lamentable es que no puedas conversar con tu esposa..eso si me preocupa...a mi me gusta mucho conversar y opinar...las conversaciones de una pareja no debe ser unicamente para hablar del bebé o del quehacer hay tantas cosas por compartir...espero que las cosas mejoren y no te sientas solo porque estoy segura que existe alguien que se preocupa por ti...en mi tienes una amiga ...feliz fin de semana, un enorme abrazo y cuidate mucho ok?

    ResponderEliminar
  24. Si, yo también siento que sería saludable mejorar la comunicación con mi esposa.

    Gracias por tu amistad Alma, eres muy dulce.

    Un abrazo de lobito también para ti.

    ResponderEliminar
  25. A veces me he sentido así, en ocasiones con razón y otras veces yo lo exageraba más de la cuenta. Pero te entiendo y aunque no soy de dar consejos (porque luego no me los aplico)pienso que no está demás expresar ese deseo o necesidad de atención por parte de los que nos rodean, puede que funcione ;)

    Saludos

    ResponderEliminar
  26. Quizá por eso tienes el blog, para que de alguna forma sepamos de ti y nos preocupemos un poco por saber de como vas.

    Yo abrí precisamente mi blog, porque quería decir algo pero no había quien me escuchara.

    Soy solitaria desde pequeña y antes me dolía serlo ahora ya no.
    Disfruto mi soledad y me gusta y ya no me preocupo si alguien pregunte por mi o no aunque muy en el fondo lo deseo.

    Un abrazo Carlo.

    ResponderEliminar
  27. Si es lo que parece,

    para serte sincero debo decir que yo también exagero muchas veces... es como si buscara excusas para estar triste y sentirme solo.

    Voy a tratar de expresar mi deseo de atención de alguna forma.

    Gracias por la visita.

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  28. Flor,

    Efectivamente, el blog es como mi auto terapia, de ahí su nombre, es una cueva, un refugio.

    Yo también disfruto de mi soledad la mayor parte del tiempo, pero existen momentos críticos en los que me afecta mucho.

    Un abrazo grande para ti.

    ResponderEliminar
  29. La soledad no es mala si es por decisión propia, come se dice "mejor solo que mal acompañado". De todos modos detecto un aire melancólico en tus palabras...sobre todo en lo que respecta al inexistente diálogo con tu pareja. En eso deberíais trabajar.
    En cuanto a las llamadas telefónicas...es cierto que hay personas a las que el teléfono no les para de sonar pero ¿estamos seguros que esas personas que, aparentemente, tienen tantos amigos y a los que tantas veces les suena el teléfono están menos solas?
    Me parece bien que uno no abdique en pro de aceptación, dejando de lado su yo real, el precio puede parecer alto pero a la larga compensa.
    Mi primera incursión en el blog. Espero encontrarte menos melancólico la próxima vez aunque estos momentos son necesarios y muy inspiradores... y es que la noche ofrece matices y sombras que la luz no permite ver.

    ResponderEliminar
  30. Sahndrah,

    La comunicación con mi esposa si me preocupa mucho, y quiero seguir luchando por mejorarla.

    Tienes razón, uno puede sentirse solo en medio de una multitud, los buenos amigos no son comunes.

    Muchas gracias por la visita y bienvenida.

    Un aullido-saludo

    ResponderEliminar
  31. Aquí tienes a uno que está prácticamente en la misma situación que tú. solo que ni siquiera tengo mujer que me escuche, me queda mi vieja madre y poco más...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  32. moderato_Dos_josef,

    Creo q es bastante común nuestra condición en este mundo virtual... quizás el mundo real está demasiado contaminado... quizás las amistades de este mundo virtual son mucho más reales y valiosas de lo que pensamos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  33. Mi querido amigo blogger, realmente me partiste el corazón.

    Sos tan dulce que no puedo evitar este instinto maternal protector que me nace.

    Me sorprendo al leerte porque será que nosotros (en mi familia, con amigos y con Santiago) nos hablamos todo.

    Lamento que no tengas amigos porque ellos muchas veces son un cable a tierra y con respecto a tu esposa, sería lindo que intentaran dialogar más sobre cosas de uds.
    O bromear!!!

    Mirá, si mi pareja no llega a horario, siempre le mando mensaje para ver si todo está bien (por su trabajo no puedo llamarlo porque a lo mejor está con un paciente). Y en el transcurso del día nos vivimos mensajeando.
    Antes yo no era así, pero su forma de ser me fue ganando y me parecía justo que si él se preocupaba por mí, me llamaba para ver cómo había sido mi día, lo mismo hiciera yo. Y de a poco me fui acostumbrando.

    Ojalá lo tuyo sea así porque siento que estás necesitando el mimo, las demostraciones.

    De mi parte, me sumo a la primer comentarista: me preocuparé mucho cuando ya no publiques más.

    Y si algún día necesitás desahogarte, o charlar de la nada misma, solo pedime el correo que con gusto te lo pasaré.

    Un beso muy grande y un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  34. Paula,

    Que linda relación tienes con tu pareja, yo no logré contagiar a mi esposa, y poco a poco fui disminuyendo mis intentos porque sentía que las cosas que hacia o decía, al no tener respuesta, se perdían en el viento.

    Ya me resigné a que esas cosas no funcionan en mi relación, es verdad que las necesito, pero puedo vivir sin ellas.

    Muchas gracias amiga, me haces sentir muy bien.

    Un beso y abrazo de lobito.

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cueva y dejar tu huella :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...