Buscar en esta cueva

jueves, noviembre 18, 2010

Michelle, ma belle

Hace unos días fui a visitar a mi sobrina Michelle y la encontré con un extraño objeto sobre su cabeza, parecía un pequeño adorno, me acerqué y descubrí q era una pequeña esponja, adherida a una costura que le cerraba una herida casi a la altura de la frente... todo había ocurrido un día martes, en el q mi sobrina tenía q salir a tomar helados... a ella le encantan por lo q estaba muy ansiosa... cuando llego la hora de ir, había bajado corriendo y saltando las escaleras, pero no había calculado bien sus movimientos y se había estrellado de cabeza contra una parte del techo de las mismas (ella está en una etapa de crecimiento muy acelerado y no tiene conciencia de su propio tamaño... está tan grande) haciéndose un pequeño corte, por suerte su mamá estaba con ella y pudo socorrerla, pero se llevo un susto de muerte al verla toda ensangrentada, sin saber cuan grave era el daño.

Al enterarme de todo esto recordé una de las experiencias más fuertes de mi vida.

Sucedió hace mucho tiempo, cuando Michelle era una bebé. Una tarde, mientras mi mamá, mi hermana y yo estábamos conversando en la cocina de mi casa, y mi sobrina dormía en una habitación de un piso superior, mi hermana tuvo un presentimiento y subió a revisar si su hija estaba bien, al cabo de un instante escuchamos q gritaba con desesperación, al escucharla sentí un estremecimiento, pero evité pensar en los motivos, y corrí junto a mi madre a ver q pasaba... estaba aterrado... entramos a la habitación de Michelle y vimos a mi hermana horrorizada, con mi sobrina en sus brazos...  parecía muerta, estaba completamente rígida y su piel tenía un color oscuro y tenía una expresión de dolor en su carita... jamás voy a olvidar esa escena... mi mamá la tomó en sus brazos mientras mi hermana gritaba y lloraba al borde de la locura, y me la dio diciéndome. -- tienes q hacer algo por favor, dale respiración-- ... estaba tan asustada como nosotros pero su serenidad fue increíble... recibí el cuerpito de la bebé en mis brazos y sentí q ya no había vida en el, pero alejé esos pensamientos, tenía miedo de quedar paralizado por la impresión, pero reaccioné al instante, aunque no pude dejar de temblar... la acerqué a mi con suavidad y le dí respiración (increíblemente unos días atrás yo había visto por televisión un programa de primer auxilios para bebés, fue una casualidad q hasta ahora me impresiona) y sentí inflarse sus diminutos pulmones con mi aliento, y poco a poco la sentí regresar... sentí en todo mi ser como le volvía la vida... y por fin ella lloró, y nos pusimos a llorar todos con ella... sentí un alivio tan grande, nunca me alegré tanto de verla llorar.

Me gusta pensar q desde ese día se creó un lazo especial entre ella y yo, somos como padre e hija, nos queremos mucho.

Ahora ella tiene diez años (nació el año 2000, es muy fácil calcular su edad) nueve de los cuales vivió a mi lado... tuve q separarme de ella cuando me casé.... y no dejo de extrañarla ni un instante.

14 comentarios:

  1. Pues menudo susto, yo no habría sabido reaccionar, la verdad. El miedo a que un ser querido esté herido me paraliza. Es una cosa que siempre me ha dado mucha rabia, porque no puedo ser de gran ayuda cuando la situación lo requiere. Por suerte, en tu caso, pudiste devolverle la vida. Y estoy seguro de que ella también siente ese lazo especial del que hablas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Pues nada, que no hay casualidades…el susto me lo imagino, afortunadamente hoy solo es el recuerdo..saludos!

    ResponderEliminar
  3. Lord,
    Espero poder reaccionar así en otro caso similar... aunque también espero no tener un caso similar :)

    Aullidos :)

    tnf25,
    Si, es lindo pensar q no fue solo casualidad... y ahora es un recuerdo imborrable.

    Aullidos :)

    ResponderEliminar
  4. Hasta yo me estremeci de leer la anécdota, sin duda que cuando la vida nos quiere tener a su lado milagros como este existen, y parece tan increible todo pero lo mejor fue la fortaleza de tu mamá porque cualquiera se deja llevar en puro llanto y no salir de ahí.

    Pero esta bien después de la herida en la frente verdad?

    ResponderEliminar
  5. Socias,

    Si, mi mamá era increíble :)

    Mi sobrina está muy bien, ayer le sacaron los puntos y está como nueva, haciendo mil travesuras como siempre :)

    Dos aullidos :)

    ResponderEliminar
  6. ¡cómo nos sacuden el alma los niños!

    ResponderEliminar
  7. ... y así nos mantienen alertas y vivos :)

    Saludos Margarita

    ResponderEliminar
  8. Una vida sin un niño cerca, familia, vecinos, el que sea, está profundamente vacía.
    La historia que cuentas demuestra como no sabemos nunca como vamos a reaccionar. Imagino a tu madre, quien más había vivido, recurriendo a ti, el más fuerte, como último recurso. Los niños olvidan pero nosotros no, y esa niña siempre será para ti algo especial y ella lo sabrá, así que cuidado con la adolescencia que te puede convencer hasta de que le compres un descapotable.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. El lazo que tienes con ella será indestructible aunque suene trillado.

    Los ha unido tu valor.


    Abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Joaquin,
    jajaja, ya falta poco para q llegué a esa etapa... y tengo miedo ;)

    Saludos.

    Malque,
    Así lo siento... aún alejados seguimos juntos, ella es mi hija y lo será siempre.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Hermosa Michelle, y ojalá ya este bien de su accidente, los niños se accidentan muchas veces en la vida y por suerte con Michelle no fue tan grave, muy lindo el lazo que tienes con ella y que bueno que así sea.
    Saludos
    MAria Antonia

    ResponderEliminar
  12. Qué susto, no me quiero ni imaginar en esa situación.
    Seguro que hay un lazo fuerte entre uds, si se te nota el amor en cada palabra cuando hablás de ella!!!

    Y te felicito, tenés una sobrina preciosa, al igual que tu hijito!!!

    Besotes!!

    ResponderEliminar
  13. Seisito :),
    Gracias, si es hermosa mi sobrinita, y ya está bien, está totalmente recuperada y haciendo más travesuras... más aún q ahora está de vacación.

    Saludos y bienvenida a mi cueva :)

    ResponderEliminar
  14. Paula,
    Fue la situación más difícil q pasé en mi vida, ni siquiera cuando yo mismo estuve en peligro de muerte me asusté tanto.

    La adoro a mi sobrinita.

    Soy afortunado de tener mis dos angelitos preciosos :)

    Gracias Paula,
    Saludos y besos también :)

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cueva y dejar tu huella :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...